Viajes en moto: Ruta Apache Trail

Comentarios (0) Rutas en moto

Más allá de la legendaria Ruta 66, en EEUU podrás realizar recorridos en moto igual de sugerentes. En Arizona, la Apache Trail te permitirá sumergirte en el ambiente de un “western” cuando visites Goldfield Ghost Town y disfrutar de tramos “off road” en tu camino al lago Theodore Roosevelt.

Fachada de un antiguo bar del oeste de Estados Unidos, en la Ruta Apache Trail.

Si vas a viajar a Arizona en los próximos meses, desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, te proponemos realizar la ruta Apache Trail. En Phoenix, encontrarás establecimientos donde poder alquilar una maxi-trail y realizar recorridos con o sin guías.

Al hablar de Arizona, suele venirnos a la mente el Gran Cañón, definido por el escritor y aventurero Miquel Silvestre como un maravilloso “arañazo telúrico en la superficie de la Tierra”. Pero, en el estado norteamericano que nos ocupa, hay vida más allá de tan gigantesco “cráter”. Nos referimos, claro, a las rutas que se pueden realizar en moto en uno de los enclaves más históricos, cinematográficos y calurosos del suroeste de EEUU.

Durante nuestra estancia en Phoenix, tuvimos la fortuna de alojarnos en The Fairmont Scottsdale Princess, uno de los complejos hoteleros más exclusivos de Arizona. Como revela su denominación, está ubicado en Scottsdale, a las afueras de Phoenix, y por sus pistas de tenis han pasado jugadores de la talla de Ivan Lendl o André Agassi.

Fue en el hotel donde, precisamente, nos propusieron varias rutas por los alrededores, entre ellas la denominada Apache Trail, uno de los caminos más antiguos de Norteamérica. Tanto es así que se cree que fue utilizado por los anasazi, pueblo amerindio cuyos orígenes se remontan al siglo VIII.

Cartel del Apache Lake.

Rumbo a Goldfield Ghost Town

Para realizar la Apache Trail desde Scottsdale, se debe tomar la carretera estatal SR 101, que cruza el río Salt, y enlazar, ya en el municipio de Tempe, con la US 60, una autopista con una longitud de casi 600 kilómetros que atraviesa Arizona de este a oeste.

Se trata de una esas típicas “highways” estadounidenses de varios carriles, popularizadas a través de películas y series de televisión. Vías inmensas y, ciertamente, cómodas, pero poco indicadas si lo que te gusta es trazar curvas, disfrutar de las vistas y descubrir enclaves singulares.

Afortunadamente, no se tarda demasiado en abandonar la US 60 y tomar el desvío de la carretera SR 88 en dirección a Apache Junction, punto de acceso al Tonto National Forest y donde el paisaje comienza a asemejarse al de los “westerns” cinematográficos.

Apenas recorridos unos kilómetros por un sinuoso tramo, rodeado de típicos cactus, encontrarás el pueblo minero fantasma de Goldfield, en plena falda de las montañas Superstition. Según cuenta la leyenda, Jacob Waltz, un emigrante apodado “The Lost Dutchman”, se enriqueció de oro, allá por 1870, en esta parte de Arizona.

Hoy día, Goldfield Ghost Town es una atracción visitada por numerosos turistas. Durante unas horas, los visitantes pueden sentirse auténticos “cowboys” en un escenario genuinamente americano.

 

Lagos Canyon y Apache

Siguiendo la carretera SR 88, se llega al lago Canyon, muy popular debido a su uso recreacional y a que se encuentra a solo 80 kilómetros de Phoenix. Tras las fotos de rigor y respetando los límites de velocidad (entre 40 y 70 kilómetros por hora), podrás reponer fuerzas en Tortilla Flat, una especie de poblado formado por una hilera de casas de madera que alojan en su interior bares y restaurantes donde tomar un bocado.

Un poco más adelante, “muere” la carretera, aunque es posible seguir la Apache Trail por un camino polvoriento. Ahí, te vendrá de perlas viajar en una maxi-trail. Disfrutarás de la conducción “off road” en parajes semidesérticos de ensueño. Y, entre cactus gigantes, hierbajos y montañas, vislumbrarás el lago Apache, con una superficie de 11 kilómetros cuadrados y capaz de almacenar más de 300 millones de metros cúbicos de agua.

 

Regreso a Scottsdale

Ocho kilómetros después, y ya en carretera de asfalto, encontrarás el lago Theodore Roosevelt, el más grande de cuantos componen el Salt River Project, puesto en marcha en 1903 para crear embalses en el Este de Arizona. Del Roosevelt, cabe destacar el puente que lo cruza, el más largo de doble estructura de EEUU.

Para regresar al punto de partida, se ha de tomar la carretera SR 188, que transcurre por el borde del lago y conduce a la autopista SR 87. En poco más de una hora estarás en Scottsdale. Y, si la ruta te sabe a poco, todavía tienes tiempo de conocer el Gran Cañón. ¡Buenas curvas!

 

También te puede interesar:

¿Cómo poner tu moto a punto para un viaje?

Viajar por Europa en moto: qué debes tener en cuenta

Viajes en moto: ruta de los castillos de Segovia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *