Seguros de moto: ¿qué coberturas son las más demandadas?

Comentarios (0) Noticias Seguros

Al contratar el seguro obligatorio de responsabilidad civil, los motoristas españoles suelen ampliar las garantías de su póliza con coberturas adicionales. Sin embargo, estas últimas varían en función del tipo de vehículo de dos ruedas asegurado. ¿Sabrías cuáles son las coberturas más demandadas para un seguro de moto? Sigue leyendo para más información.

seguro de moto coberturas

España es tierra de sol, playa… y motos de todo tipo. Con esta afirmación tan rotunda, Estamos Seguros –una iniciativa de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa)– y la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) presentaron recientemente el estudio “Las dos ruedas en España”.

Basándose en datos del año 2016, el informe es una interesante radiografía del mundo motero en nuestro país que permite conocer desde la distribución territorial de ciclomotores, escúteres y motocicletas asegurados, y las principales coberturas que prefieren sus propietarios llegado el momento de suscribir un seguro, hasta cuáles son las secuelas más frecuentes que sufren los motoristas tras un accidente de tráfico.

Vehículos asegurados y tipos de cobertura

En cuanto al número de vehículos de dos ruedas asegurados, los datos de la Estadística de Seguros del Automóvil (ESA) –utilizados para la elaboración del informe– ponen de manifiesto que en 2016 había cerca de tres millones; en concreto, 2.946.108. De ellos, algo más de la mitad (1.585.742 unidades) eran motos, situándose a continuación los escúteres (869.085) y, por último, los ciclomotores (491.281).

Por tramos de edad, el perfil del tomador del seguro varía notablemente en función del vehículo. Así, mientras en las motocicletas las edades intermedias tienden a tener más importancia, tanto en los escúteres como en los ciclomotores predominan los usuarios menores de 35 años –si bien en el caso de los segundos también son muy utilizados por los mayores de 65 años–.

Pero, llegado el momento de contratar un seguro, ¿cuáles son las coberturas que más demandan estos conductores? La respuesta a dicha pregunta es distinta según el tipo de vehículo asegurado. Así, los propietarios de motos suelen decantarse, en primer lugar, por la cobertura de defensa jurídica (80,9%), situándose a continuación en sus preferencias las de ocupantes (76%), reclamación de daños (46,6%) y asistencia (44,1%).

Por su parte, los usuarios de escúteres se decantan en su mayoría por la cobertura de ocupantes (73,7%), aunque las de reclamación de daños (67,5%), retirada del carnet de conducir (52,3%) y defensa jurídica (52%) también tienen bastante peso en este colectivo. Por último, las coberturas más solicitadas por los conductores de ciclomotores son las de defensa jurídica (90,6%), ocupantes (61,7%), asistencia (48,4%) y reclamación de daños (32,4%).

Distribución territorial de vehículos de dos ruedas

Además, el estudio realiza un análisis que posibilita conocer la distribución territorial de vehículos de dos ruedas en España. Por comunidades y ciudades autónomas, Andalucía (685.046 unidades), Cataluña (581.026) y la Comunidad Valenciana (348.649) conforman el “podio” de regiones con más motocicletas, escúteres y ciclomotores.

Por lo que respecta a la distribución provincial, Barcelona concentra el mayor número de vehículos de dos ruedas (429.898), a bastante distancia de Madrid (256.295) y de Valencia (176.527). Sin embargo, observa el estudio, la verdadera penetración se aprecia mucho mejor si se tienen en cuenta ratios relativas. Especialmente, la tasa de vehículos por cada 100.000 habitantes. A tenor de dicha consideración, Málaga sería el hogar de las motocicletas, Gerona el paraíso de los escúteres y Cádiz la tierra de los ciclomotores.

Y en lo relativo a la potencia, queda de manifiesto que la mayoría de vehículos de dos ruedas existente en España (75,33%) entrega menos de 51 CV, situándose a continuación las unidades de 52 a 83 CV (10,39%), de 84 a 108 CV (7,45%), de 109 a 150 CV (5,47%) y de más de 150 CV (1,36%). Atendiendo a esas franjas de potencia, Ceuta (83,75%), Las Palmas de Gran Canaria (13,41%), Santa Cruz de Tenerife (13,16%), Salamanca (9,50%) y La Coruña (2,72%), respectivamente, son las provincias que presentan ratios superiores a las observadas en el conjunto del país.

Municipios más moteros de España

Continuando con la distribución territorial, la ESA también facilita definir a los municipios más moteros de España basándose tanto en el volumen total de vehículos como en el número de estos últimos por cada 1.000 habitantes. Partiendo de dicha observación, Madrid, con unas 75.000 unidades, es la ciudad con más motos. Pero si se aplica la ratio de densidad, los municipios malagueños de Rincón de la Victoria, Mijas y Vélez-Málaga ocupan los primeros puestos –de ahí, como comentábamos anteriormente, que la provincia de Málaga sea considerada el hogar de las motocicletas–.

Igualmente, la capital de España es la ciudad en la que hay más motos con una potencia superior a 84 CV –en torno a 18.000 unidades, frente a las 8.500 de Barcelona y las 4.300 de Valencia–. Sin embargo, Seseña (Toledo), Arroyo de la Encomienda (Valladolid) y Paracuellos de Jarama (Madrid), por este orden, son los municipios con más motocicletas potentes por cada 1.000 habitantes.

Si el análisis de localidades lo trasladamos a los escúteres, Barcelona (80.000) y Madrid (50.000) son las ciudades que más unidades concentran, pero la ratio de densidad esclarece que los municipios gerundenses de Blanes, Sant Feliu de Guíxols y Lloret de Mar están a la cabeza en lo que a vehículos por cada 1.000 habitantes respecta –por eso el informe señala que Gerona es el paraíso de los escúteres–.

Y, finalmente, el estudio pone de relieve que si bien Barcelona es la localidad con más ciclomotores, la ratio por densidad sitúa a las poblaciones gaditanas de Chipiona, Rota y Sanlúcar de Barrameda a la cabeza de la clasificación de municipios con más unidades –razón por la que Cádiz es considerada la tierra de los ciclomotores–.

Un colectivo eminentemente masculino

Entre las conclusiones del informe también cabe destacar que mientras en el mundo del automóvil cada vez hay más conductoras, en el de la moto dicha evolución no parece tan patente. Así, menos de un 10% de motocicletas son conducidas por mujeres, un porcentaje que casi se duplica en el caso de los escúteres y que supera ligeramente el 20% en el de los ciclomotores.

De manera más detallada, las provincias donde hay más mujeres conductoras de motos son Barcelona (10,7%), Guipúzcoa (9,9%) y Gerona (9,3%). Esta última (30,1%) es la que registra más conductoras de escúteres por delante de Barcelona (28,7%) y Guipúzcoa (24,3%). Y la Ciudad Condal (34,2%) es la que presenta un mayor número de usuarias de ciclomotores, seguida de Gerona (30,1%) y Guipúzcoa (30%).

Principales lesiones de los motoristas

Por último, aunque el principal objetivo del estudio sean los vehículos de dos ruedas asegurados en España y el perfil de las personas que los conducen, el mismo también incluye información sobre las lesiones que sufren los motoristas. Y, para ello, se ha servido de la base de datos del sistema de cálculo de indemnizaciones por perjuicios sufridos en accidentes de tráfico –popularmente conocido como Baremo y aplicable en su nueva redacción desde 2016 tras la aprobación de la Ley 35/2015–.

En este sentido, el mayor porcentaje de secuelas tras un accidente de tráfico corresponde a traumatismos menores en la columna (69,82%), zona del cuerpo en la que los motoristas también presentan dolores después de un siniestro (7,15%). La artrosis postraumática y los dolores en el hombro (3,14%) completan las tres primeras posiciones de un listado en el que, en menores porcentajes, se registran lesiones como perjuicios estéticos ligeros y daños en rodillas, costillas, antebrazos, muñecas, dedos, pies, tobillos, caderas…

En función de las secuelas, la incapacidad temporal de los accidentados suele ser de unas nueve semanas –en torno a 65 días de baja–, aunque la misma varía en función de la edad del motorista y puede llegar a superar los tres meses.

También puedes leer:

Errores de motoristas: algunos de los más frecuentes (I)

Errores de motoristas: otras cuestiones a evitar (II)

Equipamiento y protección sobre la moto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *