¿Se pueden personalizar las matrículas de los vehículos?

Comentarios (0) Noticias Seguros, Xenasegur

Si bien la oferta no es equiparable a la de países como EEUU o Reino Unido, los vehículos de nuestro país pueden circular con matrículas personalizadas siempre y cuando estén homologadas. Sin embargo, se trata de una posibilidad que desconocen muchos conductores.

Es algo habitual: quienes viajan a EEUU suelen quedar asombrados por el parque de vehículos y sus curiosas matrículas. Algo que no es de extrañar. En el caso de los primeros, algunos son realmente espectaculares y no se comercializan en el mercado europeo. Y por lo que respecta a las segundas, su diseño se desmarca de lo habitual al incluir el nombre del estado y decoraciones que las convierten en objeto de coleccionistas.

Pero, además, en EEUU es posible solicitar matrículas personalizadas, un capricho que también está permitido en más países de los que imaginamos. Como, por ejemplo, en Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Croacia, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Eslovenia, Finlandia, Hong Kong, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Sudáfrica, Suecia, Turquía y Reino Unido. Y ese deseo por lucir placas exclusivas en su vehículo ha llevado a algunos usuarios a desembolsar cantidades económicas astronómicas. ¡Hablamos de millones de euros!

¿Y qué sucede en España? ¿Qué dice la normativa en lo relativo a las matrículas? ¿Se puede circular con placas distintas a las convencionales? Si es así, ¿qué modelos están a la venta? Y no menos importante: ¿qué sanciones conlleva conducir un vehículo cuyas matrículas no estén homologadas o no sean legibles?

Matrículas en España: ¿qué dice la normativa?

En nuestro país, todo lo relativo a las placas de matrícula está especificado en el Reglamento General de Vehículos. Concretamente, en su Anexo XVIII, en el apartado dedicado a las matrículas ordinarias –que son las que portan la mayoría de vehículos a motor–, el texto reglamentario observa que:

  • El fondo de las placas de matrícula debe ser retrorreflectante y de color blanco, mientras que los caracteres han de estar pintados en color negro mate.
  • En las placas tienen que inscribirse dos grupos de caracteres: uno constituido por un número de cuatro cifras, que irá desde el 0000 hasta el 9999, y otro de tres letras, empezando por la combinación BBB y terminando por la composición ZZZ. En las letras se suprimen las cinco vocales, así como la Ñ y la Q.
  • Y, por último, en la parte izquierda de las matrículas debe aparecer, sobre una banda azul dispuesta verticalmente, el símbolo de la bandera europea y la letra E de España en color blanco.

Este modelo de matriculación comenzó a aplicarse en el año 2000 y reemplazó al provincial alfanumérico que se instauró en 1971. Y, como novedad, en los últimos años se han ido sustituyendo las tradicionales placas de metal por las denominadas acrílicas, más elegantes, resistentes, seguras y fáciles de instalar.

Si se desea reemplazar unas placas antiguas por otras nuevas fabricadas en un material plástico, a la hora de adquirirlas es preciso cerciorarse de que incluyen un código de homologación. De lo contrario, podríamos ser sancionados.

Matrículas homologadas personalizables: ¿es posible?

Llegados a este punto, la normativa española no parece ser muy flexible en lo que a la personalización de matrículas se refiere. A diferencia de los conductores de otros países, en España no podremos solicitar placas con las combinaciones de números o letras que deseemos o en las que aparezca el nombre de nuestro artista musical favorito… Pero eso no significa que no exista la posibilidad de circular con matrículas homologadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) que se salgan de lo común.

Para ser exactos, desde 2013, año en que Samar’t logró la homologación necesaria para comercializar en España unos modelos de matrícula con nuevos diseños y formatos. Placas que ya se comercializaban en otros países europeos y que están disponibles tanto en aluminio como en metacrilato.

Gracias a esta innovación, en nuestro país se puede circular legalmente con matrículas cuyo fondo, manteniendo el color blanco que exige el Reglamento General de Circulación, presenten, entre otros, dibujos como el de la famosa bandera ajedrezada que se muestra en las competiciones de automóviles y motocicletas.

Y, sin desvirtuar el color negro mate, la empresa también nos brinda la opción de incluir caracteres que reemplazar la estampación lisa por otra de rombos. Todo ello respetando tanto el espíritu de la normativa como la legibilidad de las placas.

Igualmente, existe la posibilidad de personalizar el contorno de la matrícula y de encargar modelos que, en lugar de presentarse en el clásico formato de rectángulo, tengan seis u ocho lados.

Por lo expuesto, y realizando una comparación con otros mercados, es cierto que las opciones de personalización no son tan amplias. Pero dando respuesta al encabezado del presente post, puede afirmarse que en España sí es posible personalizar las matrículas de los vehículos. Siempre y cuando, claro está, las placas hayan sido homologadas, como es el caso de Samar’t, y respeten lo establecido en el Anexo XVIII del Reglamento General de Circulación.

¿Qué sucede si se circula con matrículas no homologadas?

Independientemente del material en el que esté fabricada, del diseño del fondo y de los caracteres o de la forma de la placa, una matrícula de vehículo debe estar homologada. Así lo establece la orden ministerial IET/1624/2012, por la que se regula la homologación de placas de matrícula para vehículos de motor y remolques.

Y no cumplir con la normativa vigente puede dar lugar a una sanción económica e incluso a la inmovilización del vehículo hasta que sus matrículas sean reemplazadas por unas homologadas. Asimismo, unas placas sin homologar podrían ser motivo de rechazo al pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). De ahí la importancia de adquirirlas en centros especializados.

¿Nos pueden multar si la matrícula está sucia o no es legible?

Finalmente, tan importante como circular con una matrícula homologada lo es que la placa esté limpia y sea legible. Al respecto, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial lo deja claro:

  • El conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación.

Así pues, una matrícula sucia o deteriorada es motivo de sanción y, como en el supuesto anterior, de rechazo en la ITV. Y también es conveniente tener en cuenta que carecer de ella o llevarla sujeta deficientemente, no colocarla en el emplazamiento adecuado, que no se corresponda con la documentación y el registro del vehículo o manipularla para que este último no sea identificado puede salirnos caro…

En definitiva, aunque muchos conductores desconozcan que pueden hacerlo, en España existe la posibilidad de adquirir matrículas personalizadas con formatos, contornos, fondos y revestimiento de los caracteres distintos a los de las placas convencionales. Pero, ya sean personalizadas o normales, no se debe olvidar que la normativa nos obliga a circular con matrículas homologadas, legibles, ubicadas en el lugar asignado y acordes a lo reflejado en los papeles del vehículo.


Artículos de interés relacionados:

¿Se puede pasar la ITV sin seguro?

¿Qué personas pueden conducir un vehículo asegurado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *