Opiniones del sector asegurador sobre el control de los datos en vehículos conectados

Comentarios (0) Destacados, Noticias Seguros

A través de la campaña #Data4Drivers, Insurance Europe y AMICE defienden que sean los usuarios de vehículos conectados quienes tengan control de datos y decidan qué proveedores de servicios pueden acceder a los datos que generan estos últimos. Sobre tan interesante cuestión, Xenasegur ha recabado la opinión del sector asegurador, así como de profesionales de la automoción y de la seguridad de la información.

Control de datos vehículos conectados

Tal y como ha quedado de manifiesto en el post “El seguro en los vehículos conectados (I)”, la conectividad en la automoción brinda numerosas ventajas pero también conlleva riesgos relacionados con la ciberseguridad y la privacidad que no son ajenos al sector asegurador.

Tanto es así que, en el caso de la privacidad, y teniendo en cuenta que los vehículos cada vez generan más datos, Insurance Europe, la federación europea de seguros y reaseguros, y la Asociación de Aseguradoras Mutuales y Cooperativas de Europa (AMICE) han impulsado la campaña #Data4Drivers (Datos para los Conductores).

A través de dicha iniciativa se alerta sobre el desarrollo de sistemas, por parte de los fabricantes de vehículos, que convierten a estos últimos en los únicos guardianes o controladores de acceso a unos datos que, según el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) comunitario, son de carácter personal. “Por lo tanto”, advierten ambas organizaciones, “corresponde a los conductores, y no a los fabricantes, decidir qué proveedores pueden acceder a sus datos. Esto les permitirá beneficiarse de una gama de nuevos servicios innovadores como diagnósticos remotos para reparaciones más eficientes y políticas de seguros más adaptadas a sus características”.

Consultadas por el blog de Xenasegur, fuentes de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), en referencia a la campaña #Data4Drivers, comentan que “para el sector asegurador es imprescindible acceder a los datos generados por un vehículo con el fin de beneficiar al consumidor, puesto que así se le podrá garantizar la libre elección de proveedores de servicios. Además, en el caso de los vehículos autónomos dicho acceso permitiría determinar correctamente, en el supuesto de producirse, quién es el responsable de un accidente”.

El propósito de lanzar una campaña en la que está implicada más de una asociación, indican desde Unespa, es maximizar la participación y asegurar que cualquier esfuerzo en el ámbito europeo sea amplificado a nivel nacional por los miembros de las diversas organizaciones que se sumen a la iniciativa.

Campaña #Data4Drivers: reacciones

Más allá del sector asegurador, Lorenzo Vidal de la Peña, nuevo presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), considera que la información que genera un coche conectado debe ser compartida, respetando, lógicamente, la normativa de protección de datos para no vulnerar los derechos de su propietario. “Pero los datos no han de quedar únicamente en manos de los fabricantes”, advierte. Al respecto, Vidal de la Peña reclama que concesionarios y talleres no figuren al margen de lo que denomina “nuevo petróleo” o “petróleo del siglo XXI”: la información. “Es preciso crear una plataforma abierta, segura y libre que no limite la capacidad de innovación de concesionarios y talleres ni los servicios que pueden ofrecer”, propone.

Y de una opinión similar es Gerardo Cabañas, director general de AutoScout24 España, quien, en lo relativo al control de los datos que generan los vehículos conectados, también va más allá de los fabricantes e incluye a talleres, estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV), autoclubes, distribuidores o aseguradoras para que puedan ofrecer servicios y productos personalizados. “En el seno de la Unión Europea se ha reconocido este problema y ya se está estudiando cómo regular una plataforma que garantice el libre acceso a la información técnica de los vehículos por parte de diferentes actores, algo básico para garantizar la libre competencia y desarrollar una oferta competitiva que beneficie a los consumidores”, declara al blog de Xenasegur.

En cuanto a Miguel Hernández, del equipo de Auditoría de S21sec, compañía especializada en ciberseguridad, califica de “muy interesante” la campaña #Data4Drivers, ya que “otorga al propietario la titularidad de todos los datos que genera el vehículo y propicia la existencia de interfaces abiertos para poder otorgar el acceso a los mismos. Ello redundará en la administración de su privacidad y también posibilitará el desarrollo de aplicaciones novedosas por parte de terceros, que no sean necesariamente los fabricantes de los vehículos, a los que podrá ceder sus datos para beneficiarse de nuevos servicios”.

Objetivo del control de datos: beneficiar al consumidor

Si en algo coinciden Unespa, Ganvam, AutoScout24 España y S21sec es que, como bien apuntan desde Insurance Europe y AMICE, son los propietarios de los vehículos quienes deben decidir qué proveedores pueden acceder a sus datos, ya que, de lo contrario, se verían limitados gravemente a la hora de optar a servicios innovadores y con precios competitivos.

Sobre cómo podrían beneficiarse los usuarios de vehículos conectados si consintiesen el control de sus datos al sector asegurador, desde Aunna Asociación opinan que, antes de llegar al diseño de pólizas personalizadas basadas en información relativa a factores como el tipo de conducción del tomador del seguro o el uso del vehículo, es esencial ser vigilantes con la protección de los derechos del consumidor y el correcto tratamiento de sus datos.

“Entendemos que los consumidores se verían beneficiados en la medida en que existiera un órgano común que pudiera facilitar la garantía de sus derechos individualizados de una manera sencilla y ágil. De esta forma, podrían predefinir qué quieren que se haga con sus datos y otorgar su consentimiento para el tratamiento que consideren oportuno”, razona Mónica Pons.

“Dicho órgano”, añade la presidenta de la citada asociación de corredores de seguros, “al centralizar los datos, garantizaría que el uso de los mismos se hiciera conforme a los consentimientos otorgados por los usuarios. Y, adicionalmente, podría facilitar el derecho de portabilidad de datos y convertirse así en un nodo neutro al que pudiesen acudir las compañías aseguradoras sólo cuando el interesado ejercitara este derecho”.

Por su parte, Lorenzo Vidal de la Peña observa que los vehículos van camino de ser un nuevo teléfono inteligente. Visto así, “solamente con un buen manejo y una óptima gestión del Big Data será posible que vendedores y talleres puedan llegar al consumidor 4.0 y proporcionarle el servicio que espera. Al controlar y gestionar los datos que genera el vehículo, conoceremos los hábitos de conducción de su propietario y sabremos qué necesidades concretas tiene. De esta forma, se le podrá ofrecer un servicio personalizado en función de diferentes particularidades: qué mantenimiento requiere el vehículo, cuándo debe llevarse a cabo la próxima revisión, qué producto concreto necesita, etc.”, señala al blog de Xenasegur.

Una opinión, la del presidente de Ganvam, refrendada por Gerardo Cabañas. “Nos estamos acercando a la personalización de los servicios porque los datos que se obtengan relacionados con los hábitos de conducción o el comportamiento del vehículo darán las claves para saber qué necesita cada conductor. Por ejemplo, será avisado por el taller para realizar el mantenimiento o cuando haya que reemplazar una pieza por desgaste”, concluye el director general de AutoScout24 España.

Desafíos de privacidad y recomendaciones

Sin embargo, más allá de los posibles beneficios que pueda suponer para los consumidores la cesión por parte de estos de sus datos personales a terceros como compañías aseguradoras, concesionarios, talleres de reparación o autoclubes, por citar algunos ejemplos, los vehículos conectados presentan importantes desafíos en materia de privacidad.

En la segunda parte del presente post, expertos del sector asegurador y de la seguridad de la información se ocuparán de ellos. En el caso de estos últimos, brindarán una serie de valiosas recomendaciones con el objetivo de que los usuarios de vehículos conectados refuercen la seguridad y privacidad de sus sistemas de conectividad.

También puedes leer:

El seguro en los vehículos conectados (I)

El análisis Big Data, clave para el futuro de la mediación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *