Mercado de las motos: buenas perspectivas para 2016

Comentarios (0) Noticias Seguros

La economía española cerró 2015 con un crecimiento del 3,2 por ciento, la tasa más alta desde 2007. Una senda alcista que se reflejó en el mercado de las motos: incremento en las ventas, la expedición de permisos de conducción y la apertura de nuevas autoescuelas. Si la situación no se ralentiza, las perspectivas para 2016 redundarán positivamente en el sector asegurador.

mercado de las motos (Fotolia)

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, mostramos nuestra satisfacción por los resultados obtenidos por el mercado de las motos en 2015, ya que tanto las matriculaciones como el número de permisos de conducción crecieron en un marco de recuperación económica.

En diciembre de 2015, en Xenasegur reflejábamos el buen momento del mercado de las motos en nuestro país y nos hacíamos eco de las previsiones de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) de cara a un ejercicio en el que, finalmente, se “acariciaron” las 150.000 matriculaciones. En concreto, entre ciclomotores y motocicletas se vendieron 147.594 unidades durante el año pasado, cifra que supone un aumento del 18,3 por ciento en relación a 2014.

Por segmentos, las motocicletas experimentaron un mayor crecimiento que los ciclomotores gracias a las 131.595 matriculaciones contabilizadas, esto es, un 19,5 por ciento más que el año anterior. De ellas, los modelos de hasta 125 c.c. coparon el grueso de las ventas con 80.108 unidades (61 por ciento del mercado), si bien la demanda de motos de media y alta cilindrada (17.486 entregas) fue la que reflejó una mayor progresión (+35 por ciento).

En cuanto al resto de vehículos, en 2015 se matricularon 15.999 ciclomotores (+9 por ciento), mientras que triciclos y cuadriciclos sumaron unas ventas de 5.078 unidades, volumen que representa un notable incremento del 23,1 por ciento.

 

Mercado de las motos: las matriculaciones también crecerán en 2016

Preguntado por cómo se comportará el mercado de las motos en 2016, José María Riaño, secretario general de Anesdor, confía en que se mantenga la tendencia alcista. Siendo más preciso, el representante de la patronal apunta a que se puedan alcanzar las 162.000 matriculaciones –de las cuales, más de 145.000 corresponderían a motocicletas–, cifra que supondría un crecimiento del 9,2 por ciento en comparación con 2015.

Y en relación al actual parque móvil de dos ruedas, Riaño ha advertido que el mismo es antiguo –su media es de 14,7 años– y que urge renovarlo. Para ello, desde Anesdor consideran imprescindible un mayor apoyo de las administraciones públicas. De manera especial, invitan a “revisar el marco fiscal que afecta a las motos y simplificar los permisos de conducción”.

 

El número de carnés de moto, al alza

Ya que nos referimos a los carnés de conducir, un reciente informe de una consultora especializada en seguridad vial, elaborado a partir de datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT), pone de manifiesto que la recuperación económica de nuestro país también se reflejó en el número de permisos de conducción expedidos en 2015. Concretamente, el año pasado se entregaron un total de 710.532 carnés de conducir, un 7,8 por ciento más que los cursados en 2014.

Por clases de permiso, el más demandado fue el de tipo B para turismos, que, automáticamente, da derecho a conducir ciclomotores y también motos de hasta 125 cc –en este último supuesto, siempre que se tengan tres años de experiencia–. En 2015 se contabilizaron 465.165 permisos de conducción de clase B, un 4 por ciento más que el año anterior.

Por encima de la media, y en sintonía con el buen momento que atraviesa el sector de las dos ruedas, el número de carnés de tipo A, que permiten conducir motocicletas de cualquier cilindrada siempre que se acredite una experiencia de dos años con el permiso A2, se situó en 31.319 (+22 por ciento). En el caso de los carnés A1 y A2, vinculados a modelos con una potencia máxima de 11 y 35 kW, respectivamente, su subida, de un 12,7 por ciento interanual, también estuvo por encima de la media.

 

Cataluña y Canarias, a la cabeza

Sin embargo, las cifras positivas de expedición de permisos de conducción no fueron homogéneas en todo el territorio nacional. Así, mientras en la mayoría de comunidades autónomas se incrementó la entrega de carnés, tres de ellas presentaron valores negativos: La Rioja (–4,8 por ciento), Navarra (–3 por ciento) y País Vasco (–0,3 por ciento). Junto a ellas, las ciudades de Ceuta (–1,1 por ciento) y Melilla (–0,1 por ciento) también registraron caídas.

Por lo que respecta al resto, Andalucía fue la comunidad en la que más permisos de conducción se expidieron: 131.431 (+2,8 por ciento). Y a continuación se situaron Cataluña con 113.918 (+12,2 por ciento) y la Comunidad Valenciana con 85.249 (+9,4 por ciento), que aventajó en tan sólo 82 carnés a la de Madrid (85.167 y un ascenso del 7,9 por ciento).

Al margen de estas cuatro grandes regiones, los mayores crecimientos porcentuales se registraron en Canarias, Islas Baleares y Región de Murcia, donde se expidieron 42.235 (+28,4 por ciento), 24.205 (+13,8 por ciento) y 27.777 permisos (+15,8 por ciento), respectivamente.

Además, el informe de Pons Seguridad Vial refleja que la entrega de carnés de conducir fue positiva durante casi todo el año. En este sentido, sólo tres meses se situaron en rojo: septiembre (–4,2 por ciento), octubre (–18,5 por ciento) y diciembre (–6,1 por ciento). En el polo opuesto, los tres meses en los que se expidieron más permisos de conducción fueron marzo (+27 por ciento), junio (+22 por ciento) y mayo (+18,9 por ciento).

Sobre estos datos, Shara Martín, directora general de Pons Seguridad Vial, comenta que “refuerzan la tendencia positiva iniciada en 2014 y nos hacen ser optimistas respecto al crecimiento de la futura demanda de formación vial en las autoescuelas durante 2016. Es más: sin el efecto de la huelga de examinadores, el año pasado hubiera sido incluso mejor, ya que, hasta agosto, la expedición de permisos de conducción crecía por encima del 15 por ciento”.

 

Crecimiento sostenible de los centros de formación

Por último, el estudio que mencionábamos anteriormente también se ocupó de los centros de formación vial que abrieron sus puertas en nuestro país el año pasado: 96 autoescuelas y 40 secciones (sucursales). En cuanto a las primeras, el número total que operaba a finales de 2015 era de 6.098 (+1,6 por ciento), en tanto que las segundas sumaban 9.206 (+0,44 por ciento).

Curiosamente, la comunidad autónoma que registró el mayor crecimiento porcentual en la apertura de centros fue una en la que menos permisos se expidieron: La Rioja, con un aumento de nuevas autoescuelas del 4,4 por ciento. Tras ella se situaron Cantabria (4,3 por ciento) e Islas Baleares (4 por ciento). En términos negativos, en el País Vasco y en Melilla se cerraron cuatro y un centros, respectivamente.

Estas cifras no hacen sino reflejar un crecimiento sostenible, “algo positivo para el sector, ya que da la sensación de que la oferta se está ajustando a la demanda, lo que supondrá mayores garantías de supervivencia empresarial para aquellas autoescuelas que ofrezcan una formación de mejor calidad”, declara Sarah Martín.

Por todo lo expuesto, y si la economía española no sufre una ralentización en 2016, tanto el sector de las dos ruedas como el de la formación vial continuarán la senda alcista experimentada en 2015. Una situación que, sin duda, redundará positivamente en la actividad aseguradora.

 

 

También te puede interesar:

Mercado de las motos: seguirá creciendo en 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *