¿Cómo son los nuevos corredores y corredurías de seguros?

Comentarios (0) Corredores de seguros, Mediadores de seguros, Noticias Seguros

Por primera vez, en 2018 se registraron más de 200 altas de corredores y corredurías de seguros con clave nacional. Pero, ¿cómo son quienes deciden embarcarse en una actividad como la mediación? Lo analizamos en el presente post.

La Semana del Seguro 2019, celebrada el pasado mes de febrero, fue el escenario elegido para presentar la cuarta edición de la guía “Cómo ser corredor de seguros o montar mi propia correduría”. Obra de Jorge Campos Moral, consejero delegado de Quierosercorredordeseguros.es y presidente de Newcorred, se trata un título de referencia que será de enorme utilidad para quienes pretendan acceder a la actividad de intermediario de seguros.

Hablamos de un volumen de consulta que, tal y como avanza su autor en el prólogo, incluye información, datos, consejos, respuestas y orientaciones que agradecerán los que decidan ser corredores de seguros o convertirse en emprendedores creando una correduría. En definitiva, todo lo que se debe saber para acceder a la profesión:

  • Primeras cuestiones básicas.
  • Información relativa a la obtención del título que permite ejercer como corredor de seguros.
  • Trámites para conseguir la autorización administrativa.
  • Particularidades de las corredurías de seguros.
  • Solicitud de alta ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGFSP).
  • Preguntas frecuentes.
  • Primeros pasos como corredor o correduría de seguros.

Y, finalmente, la guía ofrece datos relativos a la actividad de la intermediación de seguros en 2018. Desde las altas registradas hasta la experiencia previa de sus profesionales, el epígrafe en cuestión se presenta como un anexo de sumo interés para conocer el panorama actual.

Nuevo récord: más de 200 altas en 2018

En cuanto a las altas con clave nacional (DGSFP), 2018 fue un año histórico, ya que, por primera vez, se superaron las 200. En concreto fueron 210 altas, de las cuales 95 correspondieron a corredores (45%) y 115 a corredurías (55%). Unas cifras que suponen un aumento del 27% en las altas de corredores y una disminución del 2% en las de corredurías respecto al año anterior.

Aumenta el porcentaje de mujeres

Nuevos corredores de seguros

Y dentro del escenario de optimismo que supone ver cómo crece el número de altas, también cabe destacar que, en el caso de los corredores de seguros, en 2018 aumentaron las de mujeres. Así, según los datos aportados por Newcorred, el porcentaje de nuevas corredoras registrado el año pasado fue del 36%, frente al 28% de 2017.

En cualquier caso, queda camino por recorrer para lograr la paridad de género en el número de altas. Y es que tanto en las de corredores (64%) como en las de corredurías (57%), los hombres superan a las mujeres. Por lo que respecta a la creación de corredurías de seguros, el 16% se constituyó con personal mixto (hombres y mujeres).

¿A qué edad se inician los corredores de seguros?

En lo referente al análisis de la edad a la que se inició la actividad de corredor o se montó una correduría de seguros en 2018, la media en los hombres fue de 42 años, mientras que la de las mujeres se situó en 36 años. Por franjas, el tramo comprendido entre los 31 y los 45 años concentró más de la mitad (56,06%) de las altas:

  • De 31 a 35 años (10,61%).
  • De 36 a 40 años (24,24%).
  • De 41 a 45 años (21,21%).

¿Y cuál es el nivel de estudios de los recién llegados?

Al igual que en años anteriores, quienes accedieron a la mediación de seguros en 2018 lo hizo muy bien preparado en materia de formación. Tanto es así, que el 63% contaba con estudios universitarios, porcentaje que casi duplica a los que afirmaron haber cursado el Bachillerato (34%). Por debajo de ambos perfiles, el 3% manifestó tener estudios de Formación Profesional (FP) de grado II.

Acceso a la actividad con experiencia previa

Otro rasgo de los profesionales que se dieron de alta es que la mayoría ya había tenido un contacto anterior con la mediación. Para ser más precisos, el 80% contaba con una experiencia previa. Y de ellos, el 64% atesoraba más de 10 años en dicha actividad, situándose la media en un porcentaje similar al de ejercicios anteriores (11,7 años). De ese 80% con experiencia previa, este es el análisis de su actividad profesional anterior:

  • Agente/agencia exclusivos (50%). Este porcentaje se incrementó significativamente en 2018, puesto que el año anterior se situó en el 35%.
  • Colaborador externo (26%). En sintonía con el aumento experimentado por aquellos que habían sido agente o agencia exclusivos antes de acceder a la actividad de corredor o correduría de seguros, también creció considerablemente el número de colabores externos que decidieron dar ese paso. Del 10% de 2017 se pasó al 26% en 2018.
  • Empleado de banca (7%).
  • Agente/agencia vinculados (5%).
  • Empleado de correduría (5%).
  • Empleado de agencia (2%).
  • Ya era corredor (5%).

Si nos centramos en los corredores de seguros que se dieron de alta en 2018, el 50% de los que aportaban una experiencia previa tenían como actividad principal la de asesor fiscal, laboral y contable (25%) y la de abogado (25%). Y entre los que no aportaban una experiencia previa, predominaban los gestores administrativos (25%), los administradores de fincas (20%) y los asesores fiscales (20%).

Y por lo que respecta a los socios de las corredurías de seguros que atesoraban una experiencia previa en mediación, el 30% tenía como actividad principal la de asesor fiscal y el 25% la de abogado. En el polo opuesto, la del 25% era la de gestor administrativo y la del 20% de empleado de una inmobiliaria.

Testimonios: una experiencia positiva

Para finalizar, la guía “Cómo ser corredor de seguros o montar mi propia correduría” muestra los testimonios de quienes han dado sus primeros pasos como corredores de seguros. Profesionales que, en líneas generales, se muestran satisfechos del papel que desempeñan en el sector asegurador. Entre otras, hemos seleccionado las siguientes respuestas a la pregunta “¿Está siendo positiva la decisión que tomaste de hacerte corredor?”:

Silvia Calleja Cilleros. “Sin ninguna duda, totalmente positiva. El dar valor a mis clientes a través de mi propio negocio, estableciendo objetivos y metas, siguiendo mis propios valores empresariales, hace que cada dificultad superada sea un logro que me hace seguir hacia delante”.

Alejandro Hernández Sachse. “Desde luego que sí. Es muy gratificante no sólo el hecho de poder dar estabilidad y tranquilidad a tus clientes, sino también el poder informarles y, a la vez, formarles en asuntos que desconocían”.

David García Esteban. “Muy positiva. Es la mejor decisión profesional que he tomado en mi vida. Soy dueño de mi tiempo, de mi trabajo, de mis decisiones. Negocio directamente con compañías aseguradoras, accedo directamente a los clientes y, en definitiva, soy dueño de mi propia empresa”.

Ciertamente, resulta gratificante comprobar que las personas que se dieron de alta como corredores en 2018, o montaron su propia correduría, han iniciado un camino que, pese a las dificultades iniciales, les está resultando provechoso en lo profesional y en lo personal. Desde Xenasegur confiamos en que sean del mismo parecer quienes opten por la mediación como actividad laboral en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *