Balance del sector asegurador en 2014 y perspectivas para 2015

Comentarios (0) Noticias Seguros

Motos aparcadas en una céntrica calle de Madrid.El balance del sector asegurador indica que en 2014 se frenó su caída y que marcha hacia una recuperación para 2015, siempre que la salida de la crisis económica se consolide y se traduzca en una mayor actividad empresarial y un incremento de la renta para las familias. En los sectores de las dos y cuatro ruedas, el presente ejercicio, gracias al incremento previsto de matriculaciones y a un mayor poder adquisitivo, puede traducirse en más pólizas suscritas.

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, analizamos el comportamiento económico del sector asegurador en 2014 y sus perspectivas para 2015. Las compañías aseguradoras ingresaron 55.343 millones de euros por venta de pólizas el año pasado, un 0,84 por ciento menos que en 2013.

Mejor veamos las cifras. Del total obtenido, 24.799 millones de euros procedieron del ramo de los seguros de vida y el resto, 30.544 millones, correspondieron a los de no vida (salud, multirriesgos, vehículos, entre otros).

 

Pronostican un cambio de ciclo

Para la presidenta de la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), Pilar González de Frutos, estos datos son positivos si se analiza la situación económica en la que se obtuvieron. “Este volumen de recaudación está un 0,84 por ciento por debajo del año anterior, pero no hay que olvidar cómo fue el entorno de precios en 2014. En realidad, el impacto real es algo menor”, apunta.

De Frutos califica el comportamiento del sector asegurador el pasado año de muy meritorio. “Este 2014 se distinguió de los ejercicios 2012 y 2013 en que su evolución fue mucho menos negativa. En la segunda fase de esta larga crisis económica, marcó una diferencia. Parece que anunció un progresivo cambio de ciclo”, explica.

En la senda de crecimiento

González de Frutos expuso el balance económico del sector 2014 en una rueda de prensa, previa a la jornada “Perspectivas del Seguro y la Economía 2015”. Una actividad organizada por el servicio de Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA), celebrada el pasado 21 de enero en Madrid y en la que estuvo presente Xenasegur.

Esta entidad, que realiza estudios del sector asegurador de nuestro país, elaboró dicho informe con los datos proporcionados por 172 compañías, que representan el 97,1 por ciento del mercado. Veamos sus conclusiones más relevantes.

Analizando por sectores de actividad, el seguro de vida subió en 2014 un 1,58 por ciento, alcanzando los 164.197 millones de euros de volumen de ahorro gestionado. “Parece claro que, en la segunda mitad del año pasado, reaccionó a los cambios en el entorno del tipo de interés, ralentizando ligeramente la expansión de su ahorro gestionado. El seguro de vida mantuvo el tono que venimos observando en los últimos años, con expansiones modestas, a pesar de la crisis”, indicó González de Frutos.

El seguro de no vida, con 30.544 millones, creció un 0,80 por ciento. Sus incrementos se registraron con más primas en salud (3,4 por ciento), multirriesgos (0,13 por ciento) y el resto de los clasificados dentro de este grupo (1,99 por ciento) y menos en automóviles (que concentra a las pólizas de coches, motos, camiones y otros vehículos).

Este último grupo, recordó González de Frutos, viene mostrando en los últimos años una tendencia negativa en el número de pólizas. “Su cifra de negocio fue de 9.882 millones en 2014, lo que supone un descenso del 1,39 por ciento, pero lejos del 5,52 por ciento de 2013. Esta línea de negocio se encuentra cada vez más cerca de la senda de crecimiento”.

Y añadió que “si bien en términos de parque asegurado no se puede dar la crisis por cerrada, sí parece haber indicios de que la sangría neta se está acabando. Las matriculaciones crecen de forma significativa y los cambios de entidad se mantienen bastante estables”.

Otro elemento importante, explicó la máxima responsable de Unespa, es que parece que la competencia en el sector está cediendo un poco de presión. “Este factor sería un indicativo de que los aseguradores comienzan a ver posibilidades en el nuevo mercado”.

Un punto de inflexión

Respecto a las previsiones para 2015, González de Frutos recordó las características anticíclicas que tiene el sector asegurador y que hacen que su comportamiento no sea paralelo al de otros ámbitos económicos. “Su modelo de actividad le permite mantener un mayor nivel de estabilidad en la evolución interanual de su cifra de negocio y entrar más tarde en crisis respecto a otros sectores económicos”.

Asimismo, sale del parón económico un poco más tarde, apuntó. La actividad aseguradora es muy dependiente del comportamiento de otros sectores, añadió la presidenta de la patronal Unespa.

Y, sobre cuantificar el incremento de negocio en el presente ejercicio, se mostró cauta. “No me atrevo a dar una cifra mágica de crecimiento para 2015. Pueden pasar muchas cosas”, dijo.

“Sí, puedo apuntar a que tendremos datos mejores que los registrados en 2014, pero el tanto por ciento de aumento dependerá del cumplimiento de la previsión oficial de crecimiento económico del Gobierno del dos por ciento y de que dicha previsión se traduzca en una mayor actividad de las empresas y en más dinero disponible para las familias”, analizó.

Matriculaciones y siniestralidad

El director general de ICEA, José Antonio Sánchez, que acompañó a la presidenta de Unespa en su rueda de prensa, explicó, en referencia a las perspectivas para 2015 en las primas del sector automóvil, que la caída en las pólizas se fue suavizando a medida que avanzaba 2014. “De hecho, en su último trimestre presentaban un crecimiento plano, sin descensos”, dijo.

Y, en relación al repunte de la siniestralidad registrado en los últimos meses y a la posible incidencia que podría tener en la cuenta de resultados de 2015 en las aseguradoras de los sectores de las dos y cuatro ruedas, Sánchez afirmó que el mayor uso de este tipo de vehículos no sería un riesgo.

A su juicio, su incidencia podría compensarse por la subida en matriculaciones (la patronal de los fabricantes de motos, Anesdor, prevé unas matriculaciones de 137.000 unidades en 2015, un 9,5 por ciento más que en 2014) y, por ende, de pólizas. También indicó que una mayor disponibilidad económica de los usuarios debería traducirse en seguros con más coberturas, precio y rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *