Consejos Xenasegur: qué revisar al comprar una moto de ocasión

Comentarios (0) Consejos Xenasegur

Consejos XenasegurDesde Xenasegur, especialistas en seguros de moto para corredores y mediadores de seguros, queremos reseñar algunos Consejos Xenasegur que recomendamos tener en cuenta a la hora de comprar una moto de ocasión.

El mercado de motos de ocasión ha ido creciendo de manera constante en los últimos años y los compradores suelen considerarlo como una opción más cuando piensan en adquirir una moto. Por eso queremos resaltar algunos Consejos Xenasegur, sobre cuestiones a tener en cuenta a la hora de adquirir una moto de ocasión.

El primer punto básico, es elegir el tipo de motocicleta, marca y modelo que más se adecúe a nuestras necesidades. Es vital, adquirir una moto que compatible con nuestra experiencia.

Cada moto de ocasión tiene su historia, problemas relacionados con el desgaste normal, posibles defectos recurrentes, etc. Algunas motocicletas en función del uso que les haya dado su dueño anterior están más expuestas a los desgastes. Por ejemplo, aquellas que se ven expuestas a una conducción “más agresiva” como las roadsters y deportivas pueden tener un desgaste diferente que el que sufre un scooter.

A continuación te damos algunos Consejos Xenasegur, para que tengas a mano una lista de cuestiones a revisar de una moto de ocasión.

  • Preguntar al dueño y chequear si la motocicleta ha sufrido algún tipo de siniestro.  Una motocicleta en buen estado es una garantía adicional para nuestra seguridad.
  • Basculante: Revisar el juego lateral.
  •  Cables y palancas: La palanca de embrague y la palanca de cambio deben volver con facilidad.
  • Cuadro: Revisar si hay manchas de óxido, picotazos, soldaduras, repintados o deformaciones.
  • Circuito Eléctrico: Se debe de comprobar que la  puesta en marcha es rápida y sencilla. Es recomendable echar un vistazo a toda la instalación y el buen funcionamiento de  intermitentes,  bocina, luces, etc.
  • Inspeccionar si la cinta adhesiva y otros pequeños ajustes son los originales.
  • Contador: Verificar la coherencia entre el estado de la motocicleta y el kilometraje que muestra el odómetro. Es aconsejable solicitar al dueño el libro de mantenimiento de la moto.
  • Dirección: Con la moto situada sobre el caballete central y descansando sobre la rueda trasera, girar el manillar de izquierda a derecha. No debe haber ningún punto duro.
  • Sistema de escape: Verificar si el escape es original o si ha sido sustituido. Revisar si existe corrosión u oxidación. Inspeccionar el color de la salida de los gases del escape: si el color es negro, significa que la carburación es demasiado rica. Si es blanco, la carburación es demasiado pobre. Con un ligero toque marrón, es perfecto.
  • Frenos: Revisar los discos y el estado de las pastillas de freno. También es recomendable echar un vistazo al grado de resistencia de la palanca de freno y el nivel de líquido de frenos.
  • Instrumentos: Explorar si existe presencia de humedad en el interior de los contadores.
  • Motor: Revisar si existen manchas de aceite. Por otra parte, hacer funcionar el motor, para comprobar que no hay ningún ruido o traqueteo.
  • Reposapiés: Si se observa  que está biselado serán indicios de uso en pista.
  • Ruedas: Examinar que no existen grietas ni deformaciones.
  • Suspensiones: Sentado sobre la motocicleta, presionar la parte posterior del asiento, si la suspensión se hunde y vuelve sin problemas, sin revotes bruscos, nos indicarán buen estado. Realizar la misma operación pero con la suspensión delantera.
  • Transmisión: Chequear el estado de los dientes de la corona y la tensión de la cadena.Alpha

Esperamos que estos Consejos Xenasegur te sean de utilidad a la hora de comprar una moto de ocasión. Recuerda que es importante que revises todos éstos elementos para comprobar que el estado de la moto es bueno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *