Black Friday y Cyber Monday: consejos para comprar seguros

Comentarios (0) Consejos Xenasegur, Noticias Seguros, Xenasegur

Gracias a sus ofertas y descuentos, el Black Friday y el Cyber Monday son citas muy esperadas por los consumidores. Y también por los ciberdelincuentes. Por ello, conviene poner en práctica una serie de consejos para comprar seguros en Internet.

ciberamenazas-2019

Todavía son muchos los usuarios que, llegado el momento de realizar una compra, confían en las tiendas físicas. Al respecto, según un reciente estudio sobre los perfiles y tipos de comportamiento de los consumidores en el sector del retail, el 86% de los encuestados opina que los espacios comerciales tradicionales facilitan tener un contacto directo con el producto antes de adquirirlo y disfrutarlo inmediatamente una vez comprado.

Y, además, los entrevistados también valoran el trato y la amabilidad de los profesionales que les atienden –como, por ejemplo, los de una correduría de seguros–, una relación que permite obtener información y consejos de los productos puestos a la venta de forma instantánea.

Pero, obviamente, los establecimientos de toda la vida no son los únicos elegidos por los consumidores. Y es que, frente al comercio tradicional, el mundo online brinda un sinfín de posibilidades de compra gracias, sobre todo, a dos modalidades de negocio que cuentan con numerosos adeptos:

  • Mercados digitales. Los también denominados marketplaces son auténticos centros comerciales en la Red. Y a través de los distintos proveedores que los integran es posible adquirir todo tipo de productos.
  • Tiendas online. En ellas se comercializan, básicamente, los productos de una marca o empresa.

¿Por qué es tan atractivo comprar en Internet?

Respecto al uso de Internet para fines comerciales, un informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones de la Sociedad de la Información (Ontsi) pone de manifiesto que el 70% de los internautas españoles prefiere realizar sus compras en la Red. Y ello es así porque encuentran una serie de ventajas en el comercio electrónico. Entre ellas, recuerdan desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), las siguientes:

  • Precios más competitivos. La posibilidad de comparar distintas tarifas de un mismo producto contribuye a tomar mejores decisiones de compra. Y frente a los que se venden en las tiendas físicas, algunos productos son más económicos en Internet.
  • Los productos no se agotan. A diferencia de lo que sucede en una tienda física en jornadas de gran consumo como el Black Friday y el Cyber Monday, los productos siguen estando en stock en Internet. Por lo tanto, el comercio electrónico evita tener que ser los primeros en acudir a un punto de venta o visitar varios espacios físicos si el producto que deseamos adquirir se ha agotado.
  • Entregas a domicilio. Sin duda, la jornada laboral nos condiciona a la hora de comprar. Cuando salgamos del trabajo, ¿llegaremos a tiempo a la tienda o estará cerrada? ¿Abrirá el sábado por la tarde o el domingo? En la Red, estos problemas no existen. A cualquier hora y día de la semana es posible hacer una compra. Y, si así lo deseamos, no tendremos que desplazarnos a por el producto seleccionado, ya que nos lo entregarán en la dirección que indiquemos.
  • Valoración de los usuarios. Y otra de las ventajas del comercio electrónico es que, una vez realizada la compra, puede escribirse una valoración del producto. Algo que resulta de gran utilidad antes de realizar una adquisición. ¿Qué opinan otros usuarios? ¿Han quedado satisfechos o defraudados?

Black Friday y Cyber Monday: citas ineludibles

Y en el actual contexto de auge del comercio electrónico, una de las fechas sagradas del calendario para los internautas es el Black Friday o viernes negro. Como revela su denominación, su origen es anglosajón –concretamente, procede de EEUU– y se celebra el cuarto jueves de noviembre tras el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day).

Para algunos, el Black Friday nació en 1869 con motivo de la crisis económica conocida como Viernes Negro. Cuenta la leyenda que aquel año, un día después del Thanksgiving Day, los comerciantes comenzaron a aplicar descuentos en sus productos para aumentar las ventas. Y según otras fuentes, dicho término se popularizó en Filadelfia en la década de los años 60 del siglo pasado, extendiéndose posteriormente al resto de EEUU.

En cualquier caso, el Black Friday es sinónimo de consumo, de manera especial en Internet. Un escenario comercial en el que también tiene un gran peso el denominado Cyber Monday, que desde 2005 se celebra el lunes siguiente al Día de Acción de Gracias y que, como el Black Friday, es aprovechado masivamente por los consumidores para beneficiarse de los mejores descuentos.

Las ciberofertas también llegan a los seguros

Y, lógicamente, el mundo del seguro no ha sido ajeno a estas tendencias comerciales. Así, durante las campañas del Black Friday y el Cyber Monday no es extraño ver cómo algunas entidades aseguradoras aplican descuentos en sus seguros de coche, moto, hogar, vida, dispositivos electrónicos, etc. Otras se decantan por no cobrar las primeras cuotas a sus clientes. Y algunas llegan a tirar la casa por la ventana y regalar billetes de avión ida y vuelta. ¡Una auténtica guerra comercial!

Internet: un mundo de ofertas… y de peligros

Sin embargo, advierten desde la OSI, no es oro todo lo que reluce… Los ciberdelincuentes, sabedores del trasiego económico que existe en torno a estas dos fechas comerciales, intentan hacer de las suyas y beneficiarse a costa de los consumidores. Entre otros peligros, en la Red existen:

  • Páginas web falsas. En muchos casos, su aspecto es prácticamente igual al de las oficiales. Tanto es así que no es extraño confundirlas. En un sitio web falso podríamos acabar facilitando nuestros datos personales o ser víctimas de una estafa.
  • Presuntos vendedores. Pueden llegar a registrarse en un mercado digital para vender productos que jamás llegarán al comprador.
  • Métodos de pago poco fiables. Como veremos a continuación, existen varios métodos de pago. Y mientras unos son seguros, otros generan muy poca confianza.

Consejos para realizar compras seguras en Internet

Dicho esto, no deben pagar justos por pecadores. Muchos negocios online operan legalmente y cuentan con medidas de seguridad para garantizar una experiencia de usuario satisfactoria. Si deseamos que la nuestra también lo sea, al realizar una compra durante el Black Friday o el Cyber Monday, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • ¿Se trata de un sitio web de confianza? El protocolo HTTPS antes de la dirección de la página web y la figura de un candado en la barra del navegador son sinónimo de confianza. Observar el diseño del sitio, analizar los precios de los productos, buscar información de la empresa o textos legales y prestar atención a los métodos de pago también nos ayudará a comprar con seguridad.
  • ¿Qué dicen otros consumidores? Ante cualquier sospecha, buscar opiniones de otros usuarios contribuirá a saber si estamos ante un vendedor de confianza.
  • ¿Nuestras configuraciones son seguras? Contar con un navegador con extensiones o complementos que aumenten la seguridad y evitar la publicidad en las redes sociales evitará que lleguemos a tiendas fraudulentas.
  • ¿Están protegidos nuestros dispositivos? Antivirus oficiales y aplicaciones actualizadas son esenciales para que nuestros equipos no sean infectados.
  • Si estamos interesados en comprar, ¿por qué somos impulsivos? Como se suele decir, las prisas son malas consejeras. Además de poner en práctica los anteriores consejos, los expertos aconsejan hacer un seguimiento previo del producto que se desea adquirir y comprobar si realmente tiene un descuento ventajoso en las campañas de Black Friday y Cyber Monday. Si es así, puede ser un indicio de que se trata de una compra real.

Finalmente, utilizar una tarjeta de prepago es la opción más recomendable para realizar compras por Internet. Al tener un saldo limitado e independiente, impediremos que los cibercriminales puedan acceder a nuestra cuenta corriente del banco.


Artículos de interés relacionados:

Phishing: ¿qué es y cómo prevenirlo?

Ciberseguridad: cómo influye el factor humano

Fake news: ¿cómo detectarlas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *