Seguros bajo demanda: ¿las pólizas del futuro?

Comentarios Noticias Seguros

La irrupción de los denominados “millennials”, junto al incremento del uso de las nuevas tecnologías, ha dado lugar a hábitos de consumo que se alejan del modelo tradicional. Para satisfacer las necesidades de estos nativos digitales se han creado los seguros bajo demanda, que posibilitan asegurar desde una cámara fotográfica hasta un dron durante el tiempo que fije el consumidor.

seguros bajo demanda

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para mediadores y corredores, mostramos nuestro interés por los conocidos como seguros bajo demanda, pólizas personalizadas de sencilla contratación que están cobrando auge en distintos sectores.

Ciertamente, atrás quedan los tiempos en los que era necesario comprar un disco de vinilo, una casete o un CD para disfrutar de una canción en concreto. En la actualidad, en Internet existen distintas plataformas digitales que posibilitan descargar contenidos específicos, facilitando así que los usuarios puedan escuchar sus temas favoritos sin necesidad de adquirir un álbum completo.

A través de este sencillo ejemplo podría explicarse lo que se ha venido en llamar economía bajo demanda. Un concepto que se ha extendido al sector asegurador a raíz, entre otros factores, de la irrupción de los denominados “millennials”, nativos digitales cuyos hábitos de consumo se alejan de lo tradicional y demandan nuevas soluciones que satisfagan sus necesidades.

En la actualidad, siguen siendo muchos los ciudadanos que continúan contratando pólizas de forma tradicional. Usuarios que acuden a una sede física con el objetivo de recabar información y asesoramiento sobre el seguro de su hogar, negocio o vehículo. Por el contrario, a los “millennials” les basta un ordenador, “smartphone” o tableta para analizar y comparar la oferta existente en la Red. Y una vez que lo tienen claro, contratan una póliza, adquieren billetes de avión, reservan un hotel o, como hemos visto, descargan una canción a golpe de clic. En la mayoría de los casos, no es preciso que se desplacen a un establecimiento para ver colmadas sus necesidades de consumo.

Seguros bajo demanda: Nuevas soluciones aseguradoras

Más allá de este “modus operandi”, y ciñéndonos al sector asegurador, los hábitos de los “millennials” han propiciado la aparición soluciones para la también conocida como “generación móvil”. Así, en EEUU destaca la irrupción de una aplicación que posibilita asegurar artículos personales –desde una cámara fotográfica hasta unos esquíes– por el tiempo que deseen sus propietarios. Para ello, los gestores de la aplicación se han aliado con varias compañías aseguradoras, que han visto incrementar sus ingresos a través de una línea de negocio innovadora y diferente a las fórmulas tradicionales.

Continuando con las aplicaciones, otra app permite contratar seguros bajo demanda para drones. En el caso de España, cabe recordar que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) es la encargada de regular las operaciones de estas aeronaves pilotadas por control remoto, que necesitan un seguro de responsabilidad civil frente a terceros en el caso de realizar trabajos aéreos y vuelos de prueba o especiales.

Pensando en aquellos usuarios que hagan volar sus drones de forma puntual, la aplicación facilita contratar un seguro temporal y cubrir los posibles daños a terceros siempre que la aeronave no incumpla la normativa –en España plasmada en los artículos 50 y 51 de la Ley 18/2014 de Aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia–.

En cuanto a las pólizas de automóviles o motocicletas, los seguros bajo demanda han sido ideados con el fin de satisfacer a quienes sólo utilizan su vehículo en determinados meses o días del año. Una vez contratada la póliza, y gracias a la creciente conectividad, basta una sencilla aplicación para avisar al usuario de que su póliza está a punto de caducar. A partir de ahí, quien ha suscrito el seguro tiene la oportunidad de prorrogarlo o de darlo por finalizado mediante un clic en su teléfono móvil.

Según Igal Rubinstein, socio director de 4P/MX, una innovadora firma creada en 2015, los ejemplos expuestos “son sólo algunos de hacia dónde se está moviendo la industria aseguradora”. Además, este profesional tiene claro que se debe crear conciencia para que los usuarios entiendan que los seguros son importantes, “ya que cada día estamos expuestos a sufrir cualquier tipo de eventualidad que pueda poner en riesgo nuestro patrimonio y, por ende, nuestra economía”. Para ello, propone “contar con un seguro hecho a la medida y pagar sólo por su uso”. Es decir, un seguro bajo demanda.

El comercio electrónico, esencial

Si bien es cierto, como hemos indicado anteriormente, que todavía son muchos los ciudadanos que optan por contratar una póliza en una sede física –como las que poseen los profesionales del sector de la mediación–, no lo es menos que quienes deseen ofrecer seguros bajo demanda o personalizados han de apostar por las nuevas tecnologías si desean atraer la atención de los nativos digitales.

Al respecto, tal y como explicamos en el artículo dedicado a las estrategias comerciales que posibiliten ganarse a los jóvenes “millennials”, es vital que mediadores y corredores tengan presencia en Internet con webs propias y atractivas que les permitan posicionarse como escaparate comercial de productos y servicios.

Como se suele decir, no se trata de una cuestión baladí si se tiene en cuenta el imparable ascenso del comercio electrónico. En el caso de nuestro país, según el último Estudio Anual de eCommerce de IAB Spain, siete de cada 10 internautas realiza compras a través de Internet. En este contexto, el informe pone de manifiesto que hombres y mujeres se distribuyen a partes iguales el número de operaciones y que la edad media de quienes se decantan por el comercio electrónico es de 38 años. Por lo tanto, se trata de usuarios familiarizados con las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles. Además, el 73 por ciento de ellos cuenta con un empleo y el 65 por ciento posee estudios universitarios.

Respecto a los dispositivos utilizados para realizar las transacciones, el 94 por ciento de los encuestados afirma que se sirve de un ordenador para llevarlas a cabo, mientras que el 24 por ciento también utiliza su “smartphone”. Por detrás de ellos, el 19 por ciento de los entrevistados recurre a una “tablet”.

Y dentro de las preferencias para interactuar con el comercio electrónico, seis de cada 10 usuarios manifiesta decantarse por las aplicaciones, que, como hemos visto al principio del presente post, se han convertido en una herramienta muy útil para ofrecer seguros bajo demanda. Por su parte, los usuarios de tabletas prefieren las páginas webs, a las que califican de más cómodas y seguras.

Y por lo que respecta a quienes no acaban de dar el paso y no confían en el comercio electrónico, el 24 por ciento alude a las dudas que le suscita la privacidad de sus datos, cuestión abordada por Miguel Ángel Ballesteros, miembro del Comité Operativo del Data Privacy Institute de ISMS Forum Spain, en la jornada que Xenasegur organizó, el pasado mes de junio, en la sede del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona.

Asimismo, para posicionarse en el mercado actual es igualmente importante que los profesionales de la mediación tengan presencia y promocionen sus productos y servicios en las redes sociales, todo un referente para los “millennials”. Para ello, la figura del “community manager” se revela clave tanto para comunicar todo cuanto se ofrece como para salvaguardar la buena imagen de su representado ante cualquier opinión falsa o negativa interesada.

En definitiva, queda claro que los hábitos de consumo han cambiado. En pleno siglo XXI, mediadores, corredores y aseguradoras han de afrontar un desafío comercial presente y futuro para no quedar en inferioridad de condiciones ante los competidores digitales que, cada vez más, están surgiendo en la Red. Y también ser creativos a la hora de diseñar unas pólizas que, sin duda, han de adaptarse a las necesidades de sus potenciales clientes.

Como ha quedado expuesto, los seguros bajo demanda son una realidad consumada que, mayoritariamente, se materializa a través de Internet. Sobre su aceptación, el tiempo dirá qué volumen de mercado son capaces de acaparar. Pero, lejos de considerarlos una amenaza, buena parte del sector asegurador ya ha empezado a valorarlos como una oportunidad de negocio.

 

También te puede interesar:

Estrategias comerciales para ganarse a los jóvenes “millennials”

Transformación digital: La importancia en la mediación

 

 

3 Responses to Seguros bajo demanda: ¿las pólizas del futuro?

  1. Sin duda los nuevos dispositivos y apps para ellos marcan un nuevo camino para ofertar productos.
    En breve gran parte de la oferta de los seguros se moverán a través de esos soportes, y como no saldrán nuevas necesidades como asegurar drones u otros.
    Cómo se asegurarán las nuevas flotas de empresas con transporte sin conductor, taxis sin conductor, etc…?

    • Carla Martín dice:

      Pedro, muchas gracias por su comentario en el blog de Xenasegur.
      Desde luego que el sector está evolucionando y las nuevas tecnologías están cambiando las demandas de los clientes a pasos agigantados. El sector tiene que estar preparado para ir adaptando la oferta.
      Recuerde, que si desea recibir una vez al mes en su email, los artículos publicados en el blog de Xenasegur no dude en suscribirse en el formulario.
      ¡Saludos!

      El equipo Xenasegur.

  2. […] usuarios como los nativos digitales demandan nuevas fórmulas como los denominados seguros bajo demanda o a la carta. Sobre dicha cuestión, Mónica Herrera tiene claro que “los mediadores somos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *