Profesiones sector seguros: Las más demandadas

Comentarios (0) Mediadores de seguros, Noticias Seguros

Informáticos, periodistas, expertos en Big Data, especialistas en “marketing”, matemáticos, estadísticos… Existe un amplio abanico de profesiones demandadas en el sector seguros que son fundamentales para el crecimiento de una entidad aseguradora.

Profesiones sector seguros

¿Cuáles son las profesiones más demandadas en el sector seguros?

Tal y como reflejamos en el artículo “La mediación, una profesión de futuro (I)”, el sector asegurador contabilizó 142.000 ocupados en 2016. Pero, lejos de ceñirse a quienes comercializan pólizas, la industria aseguradora se sirve de profesionales de diversa índole, de ahí que sea considerada tan atractiva para trabajar.

En declaraciones al blog de Xenasegur, Mónica Pons, presidenta de Aunna Asociación, recuerda que “al sector asegurador se puede acceder desde un amplio abanico de especialidades universitarias u otro tipo de formación de grado medio. En definitiva, ofrece interesantes oportunidades para todos los actores que intervienen en el mundo del seguro”.

 

Informáticos: los más demandados

Según el blog de Estamos Seguros, iniciativa impulsada por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), “en las tripas de una entidad aseguradora hay mucho curro que no se ve”. Un trabajo realizado por profesionales de lo más diverso y entre los que figuran los especialistas en informática, que, a tenor de la información elaborada por el citado blog, son los más demandados por las empresas del sector asegurador.

Sin duda, hoy en día no se concibe una organización, independientemente de cuál sea su actividad, sin la figura del técnico informático. Interna o externamente, este profesional es esencial para los trabajadores, bien para impartirles formación en la materia, bien para solucionarles cualquier problema que tengan con el equipo o dispositivo que estén utilizando. En este supuesto, ha de actuar lo más rápidamente posible, evitando entorpecer su labor, con el fin de garantizar la continuidad del negocio.

Asimismo, se ocupa de la instalación de programas o herramientas que puedan ser de utilidad tanto a la compañía como a los empleados, mantiene la estructura informática de la organización, redacta protocolos de actuación, etc. Y no menos importante: también debe tener conocimientos de ciberseguridad o relacionarse estrechamente con quienes se dediquen a ella.

Al respecto, recomendamos la lectura del post “Ciberseguridad, una prioridad para el sector asegurador”, en el que queda de manifiesto que todas las empresas, al margen de su tamaño, se encuentran en el punto de mira de los ciberatacantes. En la actualidad, se estima que el 37 por ciento de los trabajadores de compañías especializadas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se dedica a la ciberseguridad, una especialidad que generará miles de puestos de trabajo en los próximos años. Y, a tenor de la información y los datos que maneja, uno de los sectores que más demandará a estos profesionales será el asegurador.

 

Comunicación y redes sociales

Igualmente, la industria aseguradora se ha convertido en un salvavidas para quienes en su día optaron por trabajar en el mundo de la comunicación. En España, uno de los gremios más castigados por la crisis económica ha sido el de los periodistas, quienes, debido a los recortes llevados a cabo en los medios e incluso ante el cierre de alguno de ellos, se han visto obligados a reciclarse e integrarse en entidades como las aseguradoras.

En ellas, pueden continuar desempeñando su labor a través de comunicados y notas de prensa que difunden cuestiones relacionadas con la actividad de la empresa –por ejemplo, el lanzamiento de un nuevo producto– o mediante artículos en el blog de la aseguradora –en la actualidad, la mayoría de las entidades del sector cuenta con un sitio web donde publicar informaciones de interés para profesionales y asegurados–.

Sin embargo, el desempeño de aquellos que se han especializado en el mundo de la comunicación no acaba ahí. Además, ejercen de “community manager” y contribuyen a reforzar el posicionamiento de su organización en las redes sociales, defienden la imagen de la compañía en el ámbito digital, participan en foros, dan respuesta a los comentarios que puedan generarse tras la publicación de un artículo en el blog corporativo, etc.

 

Especialistas en Big Data

Tras los informáticos y los profesionales de la comunicación y las redes sociales, los especialistas en Big Data también son muy demandados en las entidades aseguradoras. De hecho, las compañías que basan su actividad en los recursos humanos y la generación de empleo coinciden en que, junto a los profesionales dedicados a las TIC, los analistas de datos masivos resultarán especialmente “apetecibles” durante los próximos años para un buen número de organizaciones.

Nadie lo discute a estas alturas: los datos se han convertido en un elemento fundamental de la economía de las empresas. Y como explicamos en el post “El análisis Big Data, clave para el futuro de la mediación”, un acertado análisis de los datos masivos permite implementar acciones de “marketing” adaptadas a las nuevas tendencias de consumo y adoptar decisiones operativas que garanticen la supervivencia de los mediadores de seguros frente a otros canales.

El Big Data resulta, pues, una fórmula ideal para fidelizar a los clientes propios y también para captar a nuevos asegurados modificando las actuales pólizas o innovando en otras; por ejemplo: seguros por días, kilometraje, experiencia, etc. En este último supuesto, entraríamos en los conocidos como seguros bajo demanda, que facilitan asegurar desde una cámara fotográfica hasta un dron durante el tiempo que fije el consumidor.

Pero en el Big Data no vale todo. A la hora de analizar los datos masivos también hay que tener en cuenta la privacidad. En este sentido, según recuerda Mar España, directora de la Agencia Española de Protección de Datos, “el despliegue de tecnologías como el Big Data requiere un análisis y una valoración técnica y jurídica para promover buenas prácticas que garanticen su adecuación a la normativa de protección de datos y, en consecuencia, el respeto por los derechos de los ciudadanos”.

En relación a este requerimiento, en otro artículo nos ocuparemos del Delegado de Protección de Datos (DPO, por sus siglas en inglés), nueva figura del Reglamento General de Protección de Datos que entrará en vigor en mayo de 2018, y su vinculación al sector asegurador.

 

La unión hace la fuerza

Después de los especialistas en Big Data, el blog de Estamos Seguros sitúa a los profesionales del “marketing” como los más demandados por las entidades aseguradoras. Por lo expuesto anteriormente, quienes se dediquen a dicha actividad deben atesorar un buen número de aptitudes, entre ellas un profundo conocimiento del “marketing” digital. Así pues, han de mantener una estrecha relación con los profesionales de la comunicación y las redes sociales y los especialistas en el análisis de datos masivos, conformando una unión cuyo trabajo conjunto se traduzca en beneficios para la organización.

 

Matemáticos y estadísticos

Por último, matemáticos y estadísticos también suscitan el interés de las entidades aseguradoras. ¿Matemáticos en el sector asegurador?, se preguntarán algunos. Pues sí. Gracias a estos profesionales es posible calcular, por ejemplo, probabilidades como la esperanza de vida. Reservas matemáticas, provisiones matemáticas, representaciones matemáticas… La literatura aseguradora contiene numerosas referencias a esta ciencia. Y como cualquier otra actividad, la de los seguros también se basa en las fuentes estadísticas, ya sean públicas, privadas, nacionales o internacionales.

Así pues, si algunos de los lectores del blog de Xenasegur están realizando estudios relacionados con la informática, la seguridad de la información, la comunicación, el análisis Big Data, las matemáticas o las estadísticas, deben saber que en el sector asegurador podrían tener una salida laboral. Y es que, además de atractiva, la industria aseguradora es una fuente de oportunidades.

“En España, en torno a medio millón de personas tienen carga de trabajo gracias al seguro. Por lo tanto, somos un destacado generador de empleo directo, indirecto e inducido”, concluye Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, en declaraciones al blog de Xenasegur.

También te puede interesar:

Perspectivas del sector asegurador

La mediación, una profesión de futuro (II)

Ciberamenazas, consejos para prevenirlas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *