Principales retos de la mediación en 2017 (I)

Comentarios (1) Noticias Seguros

En un contexto de optimismo moderado, los presidentes de los Colegios de Mediadores de Seguros de Valencia, Madrid y Barcelona analizan los principales desafíos que deberá afrontar el sector de la mediación durante el presente año, desde los relativos a la formación hasta la necesaria adaptación a la nueva Ley de Distribución de Seguros.

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para mediadores y corredores, mostramos, una vez más, nuestro interés por el presente y el futuro del sector de la mediación. En esta ocasión, recabando la opinión de los máximos responsables de los colegios con los que la agencia de suscripción ha suscrito alianzas de colaboración.

En 2015, Xenasegur suscribió un acuerdo de colaboración con el Colegio de Mediadores de Seguros de Valencia. Una alianza con el sector de la mediación que se amplió en 2016 gracias a los convenios firmados con los Colegios de Mediadores de Seguros de Madrid, Barcelona, Málaga, Álava y Bizkaia.

Durante 2017, tal y como sucediese el año pasado, Xenasegur llevará a cabo jornadas de formación en las sedes de los citados colegios. Antes, sus presidentes se han prestado a responder a las preguntas que les hemos formulado. Cuestiones que atañen al ejercicio de 2016 y también a los retos que deberán afrontar los mediadores de nuestro país a lo largo del presente curso.

 

El sector de la mediación, al alza

Llegado el momento de hacer balance del pasado ejercicio, Mónica Herrera, presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Valencia, se muestra moderadamente satisfecha. “Si bien los grandes problemas que afectan al colectivo de la mediación, como las malas prácticas, siguen estando muy presentes, lo cierto es que la firmeza que los colegios mostramos ante dicha situación está dando sus frutos. Y no me refiero únicamente a las denuncias, sino también a la percepción que el usuario de productos aseguradores tiene sobre la conveniencia de trabajar con un mediador profesional de seguros”, declara la máxima responsable del colegio valenciano.

Por su parte, Elena Jiménez de Andrade, presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid, opina que 2016 fue un año de posicionamiento. “Se colocaron los cimientos de lo que, estoy convencida, será un esperanzador futuro para la mediación, que, no lo olvidemos, ha sufrido ejercicios muy duros. Por un lado, se ha visto obligada a afrontar una importante disminución de ingresos como consecuencia de una bajada generalizada de las primas. Y por otro, ha tenido que competir con nuevos protagonistas como la banca seguros y los comparadores, en muchos casos en clara desventaja. Aun así, ha sabido mantenerse e incrementar su grado de profesionalidad”, advierte la representante de los colegiados madrileños.

En cuanto a Lluís Ferrer Gaya, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona, manifiesta que en su opinión, y a falta de conocer los datos oficiales de 2016, “la mediación mantiene su tendencia al alza, fundamentada en la incipiente y aún muy débil recuperación económica y, sobre todo, en la magnífica respuesta de los usuarios. Los mediadores siguen teniendo una capacidad de fidelización muy superior a la del resto de canales de distribución”.

 

Principales desafíos de los mediadores

Respecto a los principales retos que deberá afrontar la mediación española en 2017, Mónica Herrera estima que, además de continuar denunciando las malas prácticas, “se debe profundizar en la reivindicación y difusión de la labor de asesoramiento de los mediadores, así como en la formación continua tanto de estos profesionales como de sus empleados”.

Asimismo, la presidenta del Colegio de Mediadores de Seguros de Valencia considera de vital importancia la futura Ley de Distribución de Seguros, cuyo borrador ha sido remitido recientemente por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Se trata de una trasposición de la Directiva de Distribución de Seguros (IDD) “que representa una ocasión única para establecer unas reglas de juego claras con el objetivo de que nadie tenga ventajas sobre otros actores del sector y, fundamentalmente, para proteger al consumidor”, observa Herrera.

En el caso de Elena Jiménez de Andrade, coincide con Mónica Herrera en que “el mediador se tiene que preparar para protagonizar el nuevo modelo de distribución. Para ello, bajo mi punto de vista, la profesionalización y la adaptación a los nuevos tiempos son necesarias y, para ello, la mejor receta es la formación”.

Y por lo que respecta a Lluís Ferrer Gaya, además de aludir a la nueva Ley de Distribución de Seguros hace hincapié en que los mediadores han de seguir prestando especial atención a desafíos como “el proceso de digitalización, las nuevas exigencias y necesidades de los clientes y la omnicanalidad. Todo ello en un contexto económico que, a pesar de presentar una evolución esperanzadora, no está para grandes alegrías”, recuerda.

 

Nuevas tecnologías y nativos digitales

Preguntada sobre las nuevas tecnologías y los nativos digitales, objeto de análisis en varios artículos publicados en el blog de Xenasegur, Mónica Herrera tiene claro que son una asignatura pendiente. “Es evidente que los hábitos de compra están cambiando. Por ello, los mediadores debemos estar donde se encuentren las personas que necesiten un seguro, ya sea en nuestro despacho, bien desplazándonos u ofreciendo la posibilidad de que contraten una póliza a través de los diferentes dispositivos. Porque, independientemente del canal, un producto de tanta complejidad como un seguro necesita una orientación profesional para cubrir todas las expectativas y necesidades del asegurado”.

De manera más explícita, Elena Jiménez de Andrade añade que “es absolutamente necesario dar un paso a la mediación 3.0. La digitalización, el “software” y la tecnología en general nos van a permitir cambiar los parámetros de análisis de gestión, reducir costes y aumentar la eficacia en el servicio. Es inevitable evolucionar a un escenario que nos facilite competir al más alto nivel. Si a ello le añadimos profesionalidad en el asesoramiento, la ecuación se completa. Y para ello, insisto, la formación es imprescindible”.

Discorde al planteamiento sobre si las nuevas tecnologías representan una asignatura pendiente para la mediación, Lluís Ferrer Gaya cree que, al respecto, se exagera en demasía. “Si bien los mediadores estamos inmersos en un proceso en el que la tecnología reclama un papel más relevante en nuestra actividad, hace muchos años que agentes y corredores hemos invertido mucho tiempo y recursos en mejorar nuestras competencias tecnológicas”. Y sobre los nativos digitales, el presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona apunta que “afectan al conjunto de la actividad económica. Efectivamente, suponen un reto, pero no sólo para la mediación”.

 

Nuevas soluciones aseguradoras

Precisamente, usuarios como los nativos digitales demandan nuevas fórmulas como los denominados seguros bajo demanda o a la carta. Sobre dicha cuestión, Mónica Herrera tiene claro que “los mediadores somos especialistas en ajustar los productos aseguradores a las necesidades de los clientes. Todo lo que sea profundizar en este aspecto es positivo tanto para las personas que confían en nuestro asesoramiento como para nuestra posición en el tablero de la distribución de seguros”.

En sintonía con su colega valenciana, Elena Jiménez de Andrade subraya que es obligación de los mediadores poner en valor su labor de asesoramiento. “Las nuevas soluciones aseguradoras aportan singularidad y suponen una brisa de aire fresco. Pero, independientemente del tipo de póliza, tenemos que conseguir que cuando los clientes oigan hablar de seguros tengan la necesidad de consultar con nosotros para consultarnos, ya sea personalmente o a través de aplicaciones, entornos digitales en la nube, etc. Si la respuesta es ágil, profesional y resolutiva, el futuro del mediador estará garantizado”, concluye, resolutiva, la presidenta del Colegio de Mediadores de Madrid.

Igualmente, Lluís Ferrer Gaya entiende que la innovación es siempre una magnífica noticia “si la misma se interpreta con criterio, vocación de mejora y persiguiendo dar respuesta a las necesidades de la sociedad. En un entorno como el actual, estamos obligados a proporcionar nuevas soluciones y propuestas. Los mediadores se esfuerzan en conocer mejor que nadie las necesidades aseguradoras de sus clientes y sabrán identificar los productos que mejor se ajustan a la realidad de su mercado”.

 

Colaboración con Xenasegur

Por último, sobre la vinculación entre la entidad que representa y Xenasegur, Mónica Herrera señala que “uno de los objetivos principales del Colegio de Mediadores de Seguros de Valencia es mantener unas relaciones óptimas con todas las entidades. Y mucho más con aquellas que, como Xenasegur, apuestan en exclusiva por el canal de la mediación. Sin duda, se trata de un acuerdo en el que todas las partes ganamos y supone un acercamiento del colegio a una figura que, como las agencias de suscripción, consideramos muy importante. Confío en que a mediados de noviembre, en la víspera del Gran Premio de la Comunidad Valenciana de MotoGP, Xenasegur celebre en nuestra sede su ya clásica jornada de formación y sortee entradas para el evento”.

En la misma línea, Elena Jiménez de Andrade destaca que, gracias al apoyo de entidades como Xenasegur, “el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid ha desarrollado un programa de patrocinio y colaboración con el propósito de canalizar la contribución institucional, formativa y financiera necesaria que le permita el desarrollo de la formación de los colegiados y ofrecer servicios de valor añadido, sin olvidar el fortalecimiento del papel del colegio como interlocutor ante todas las instituciones del sector. De cara al mes de marzo, estamos preparando una jornada en la que se darán a conocer los productos de Xenasegur y temas de interés para los mediadores”.

Para finalizar, Lluís Ferrer Gaya afirma que en el Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona están muy agradecidos a Xenasegur por su apoyo a las actividades formativas de la Fundació Auditorium. “Las opciones que contemplan el acuerdo de colaboración, junto a otras propuestas de comunicación y promoción paralelas, permitirán a Xenasegur programar un calendario de acciones destinadas a apoyar la formación de los mediadores”, precisa.

*En la segunda parte del artículo “Principales retos de la mediación en 2017” ofreceremos las declaraciones de Moisés Núñez, Jorge Azcárraga y Juan Carlos Echevarría, presidentes de los Colegios de Mediadores de Seguros de Málaga, Álava y Bizkaia, respectivamente.

 

También te puede interesar:

Nuevos desafíos para el experto en seguros

One Response to Principales retos de la mediación en 2017 (I)

  1. […] el artículo Principales retos de la mediación en 2017 (I) nos servíamos de las declaraciones de los presidentes de los Colegios de Mediadores de Seguros de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *