CBS para motos y diferencias con el ABS

Comentarios (0) Noticias Seguros

Como ya comentamos en el artículo “ABS para motos: todo lo que necesitas saber”, la normativa Euro4 obliga a los fabricantes a incluir bien un sistema de frenada combinada o CBS para motos o un sistema antibloqueo de frenos (ABS) en función de la cilindrada de la moto.

CBS para motos

Las nuevas motos de hasta 125cc deben incluir de serie CBS para motos, y las que estén por encima de esta cilindrada deben equipar ABS. En el presente artículo despejamos tus dudas acerca del CBS para motos.

Así funciona el CBS para motos

La normativa Euro 4 obliga a que los modelos con una cilindrada de hasta 125 cc estén equipados con CBS para motos. Este sistema es menos eficaz que el ABS pero también contribuye a reforzar la seguridad de los motoristas, sobre todo de los más inexpertos. A tenor de las informaciones aportadas por los fabricantes, el CBS puede llegar a reducir la distancia de frenado hasta en un 50 por ciento.

Con un CBS convencional, lo que se consigue es que al accionar el freno trasero se active automáticamente el delantero, lográndose así una frenada combinada –de ahí su denominación– y equilibrada. Y en el caso de los sistemas más evolucionados, la fuerza de frenada se distribuye entre los dos ejes, a través de un circuito hidráulico, independientemente de si se ha accionado el freno anterior o posterior. Para incrementar aún más la seguridad, ambas opciones pueden combinarse con el ABS.

En cualquiera de sus versiones, el sistema CBS debe montarse en modelos con una cilindrada de entre 125 y 51 cc. Por debajo de esta última se sitúan los ciclomotores, que, de momento, han quedado exentos de la normativa Euro 4 hasta que la misma sea revisada, presumiblemente, en 2019.

 

La formación, esencial

A modo de conclusión, el programa “Seguridad en motos ligeras” de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) esclarece que, de forma transitoria, un sistema CBS correctamente configurado puede mejorar la frenada y efectividad de dicha maniobra considerablemente. Pero en el caso de la estabilidad, sólo el ABS es capaz de impedir la pérdida del control sobre el vehículo y, probablemente, la caída.

Y para ambos sistemas, recomienda que los usuarios de motos y scooters equipados con CBS o ABS se habitúen a su funcionamiento para aprovechar todo su potencial. En este apartado, tal y como aconsejamos en el post “Por qué un curso de conducción segura de moto”, tomar parte en una jornada de formación es esencial para aprender nociones que ayuden a los motoristas a evitar situaciones de riesgo.

En este sentido, los usuarios noveles o aquellos que han decidido “aparcar” el coche y apostar por una moto o un scooter para realizar sus desplazamientos diarios podrán adquirir una serie de conocimientos teóricos y prácticos que les ayudarán a desenvolverse con mayor soltura y seguridad.

Y entre estos últimos figuran los relativos a los sistemas CBS y ABS. Es muy importante conocer su funcionamiento, ya que puede diferir en función del fabricante, los distintos modos de respuesta del dispositivo y la adaptación que del mismo haya realizado la marca de moto o scooter.

En unas instalaciones habilitadas para tal fin, los monitores de un curso de conducción segura asesoran a los participantes sobre cómo sacarle el mayor partido a los sistemas CBS o ABS. Pero antes de participar en una jornada de formación, desde Xenasegur aconsejamos informarse de la trayectoria de la escuela, a qué colectivos ha impartido sus clases, las medidas que toma para garantizar la seguridad de los inscritos o el tipo de clases y ejercicios que contempla cada curso.

 

También te puede interesar:

ABS para motos: todo lo que necesitas saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *