Viajes en moto: la ruta los castillos de Segovia

Comentarios (0) Motos, Rutas en moto

Por su diversidad, España es un país único para realizar viajes en moto y descubrir su legado histórico. En el caso de la Ruta de los Castillos que transcurre por la provincia de Segovia, permite conocer recintos amurallados que forman parte de nuestro patrimonio monumental.

Artículo viajes en moto: imagen del Castillo de Turégano.

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, proponemos la ruta de los castillos de Segovia, uno de los muchos itinerarios que posibilitan conocer la riqueza patrimonial de nuestro país.

Sin duda, España es ideal para realizar viajes en moto. Por su clima y una oferta gastronómica, turística, cultural y deportiva privilegiada, es un lugar único para disfrutar, solo o en compañía, de las dos ruedas.

Y no es imprescindible desplazarse de un extremo a otro. Una misma comunidad autónoma o las regiones limítrofes permiten realizar una atractiva escapada de fin de semana sin necesidad de recorrer cientos de kilómetros.

En el caso de quienes residan en la Comunidad de Madrid, una interesante opción es desplazarse a la vecina provincia de Segovia y dejarse deslumbrar por la ruta de los castillos. Partiendo de la capital por la autovía del Noroeste (A-6), existen dos alternativas para aquellos que gustan conducir en tramos de curvas:

* La primera de ellas es desviarse a la altura de Collado Villalba y tomar la M-601 rumbo al Puerto de Navacerrada. Una vez coronado, se enlaza con la CL-601, donde se encuentran las popularmente conocidas como Siete Revueltas, un tramo serpenteante que conduce a La Granja de San Ildefonso. Desde ahí, continuando por la misma carretera, se llega a Segovia capital.

* La segunda pasa por continuar por la A-6 y, antes del túnel de Guadarrama, tomar el desvío de la N-VI, carretera que lleva al Alto del León y, posteriormente, a San Rafael. Esta localidad y Segovia están unidas por la N-603.

Ambos recorridos garantizan ahorrarse el peaje, deleitarse con los paisajes castellano-leoneses y realizar alguna parada en el camino para repostar, ir al baño, tomar un café o un refresco.

Otro itinerario interesante es el de la carretera M-607, que parte a la altura de las famosas cuatro torres del madrileño paseo de la Castellana hacia Colmenar Viejo y continúa por la cuenca alta del Manzanares, Cerceda, Becerril de la Sierra y Navacerrada. Desde esta población, la M-601 enlaza con el Puerto de Navacerrada, donde, como decíamos, se ha de continuar por la CL-601 hasta Segovia.

 

Alcázar de Segovia

La ruta de los castillos se inicia en Segovia. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la ciudad es famosa por su acueducto, considerado la obra de ingeniería civil romana más importante de nuestro país.

Asimismo, en la ciudad se ha de visitar su catedral (siglo XVI) y el imponente alcázar, una de las residencias favoritas de los reyes de Castilla o Alfonso X el Sabio. Reformada en el transcurso de los siglos, esta fortaleza ha sido testigo de combates entre bandos nobiliarios y de él salió Isabel la Católica para ser proclamada reina en la Plaza Mayor de la localidad.

La entrada al palacio y los museos tiene un precio de cinco euros, tarifa que desciende a tres euros por persona para grupos concertados, mayores de 65 años, etc. Si se visita los martes, de 14 a 16 horas, el acceso es gratuito.

 

Castillo de Turégano

A continuación, saliendo de Segovia, la ruta prosigue por la N-110 hasta Torrecaballeros, donde se ha de tomar el desvío de la SG-P-2222 que nos conducirá a Turégano. Situado sobre el emplazamiento de un antiguo castro romano, el origen de su castillo se remonta a los siglos XII y XIII, en los que se construyó un templo de estilo románico de tres naves: la iglesia de San Miguel.

Con el paso del tiempo, el recinto fue amurallado y fortificado, dando lugar a la actual edificación. La construcción fue declarada Monumento Histórico Artístico en el año 1931. Acceder al Castillo de Turégano cuesta dos euros. Para informarse de los horarios y concertar visitas guiadas, es preciso llamar al teléfono 634460215.

 

Castillo de Pedraza de la Sierra

Deshaciendo el camino, se debe continuar por la N-110, carretera que nos llevará hasta Arcones, población en la que encontraremos un desvío a Pedraza de la Sierra. Se trata de una de las localidades medievales más bellas de España.

Su fortaleza se denomina Castillo Museo Ignacio de Zuloaga en honor al famoso pintor, que lo adquirió en 1926. El monumento, cuya construcción data del siglo XIV, posee un doble recinto con torres y foso y sus estancias sirvieron para que el monarca Carlos V custodiara a los hijos del rey francés Francisco I, prisionero en la batalla de Pavía.

Visitar el Castillo Museo Ignacio de Zuloaga cuesta seis euros y es necesario realizar una reserva previa en el teléfono 921509825. El paso por Pedraza de la Sierra puede aprovecharse, además, para degustar la gastronomía local en algunos de sus restaurantes.

 

Castillo de Castilnovo

Tras pasear por las angostas callejuelas de Pedraza de la Sierra, tomamos la carretera SG-V-2322 y, después, la SG-V-2321 hasta llegar a Sepúlveda, en cuyas proximidades se encuentra el Condado de Castilnovo. Rodeado de un poblado bosque de encinas, álamos, chopos y sabinas, su castillo gótico-mudéjar es de propiedad particular y, según cuenta la leyenda, en él estuvo recluida Juana La Loca tras la muerte de su marido.

También fue morada de don Álvaro de Luna, los Reyes Católicos y los Duques de Frías. A tenor de informaciones recientes, el inmueble se encuentra a la venta por 15 millones de euros.

Si la visita al Condado de Castilnovo coincide con la hora del almuerzo, en la vecina Sepúlveda se puede degustar cordero asado en los restaurantes locales. Una excelente oportunidad de probar la comida típica del lugar.

 

Castillo de Cuéllar

La ruta de los castillos de Segovia prosigue en Cuéllar. Para llegar a ella desde Sepúlveda, se deben tomar las carreteras SG-232 y SG-205. Los orígenes de esta localidad se remontan a la Edad de Bronce.

Tras diversos asedios, conquistas, saqueos y repoblaciones, fue tomada en 1445 por don Álvaro de Luna, condestable de Castilla, quien ordenó construir la actual fortificación. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931, se encuentra en buen estado de conservación y en sus inmediaciones se celebra la Feria Medieval Mudéjar de Cuéllar en verano.

La Oficina de Turismo de Cuéllar está ubicada en el propio castillo. Para más datos sobre las visitas al recinto amurallado, se puede consultar en el teléfono 921142203.

 

Castillo de Coca

Desde Cuéllar, tomando las carretas SG-342 y SG-221, se llega hasta Coca, donde concluye nuestra ruta. En el siglo XV, la población fue adquirida por Alonso de Fonseca, obispo de Ávila, a quien se le atribuye la orden de construcción del castillo en 1453. La obra se termina a finales del XVI.

Bien conservada, la fortaleza está emplazada junto a un meandro del río Voltoya y se caracteriza por su profundo foso, tras el cual se encuentran dos recintos. De dimensiones colosales, el castillo de Coca es considerado el más bello exponente del mudéjar militar castellano.

El precio de la entrada es de 2,70 euros, aunque también hay tarifas especiales para grupos, jubilados, pensionistas y niños. La información puede ampliarse en el teléfono 617573554.

 

Puesta a punto

Tanto para la Ruta de los Castillos como para cualquier otro itinerario, es importante contar con una motocicleta en perfecto estado, sobre todo si el recorrido se va a realizar en la época invernal. Para ello, conviene tener en cuenta cómo poner a punto la moto antes de viajar. Tomad nota de los consejos y ¡buenas curvas!

 

También te puede interesar:

¿Cómo poner a punto tu moto para un viaje?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog para corredores de seguros

Sobre Xenasegur

Bienvenido al blog de Xenasegur, la agencia de suscripción especializada en mediación de seguros de moto y quad.

Categorías