Las motos, cada vez más seguras

Comentarios Motos

Desde el sistema de frenada combinada hasta el sofisticado control dinámico de estabilidad, las motocicletas actuales van ganando enteros en materia de seguridad activa. Una muestra de ello es que el ABS será obligatorio por normativa europea, a partir de 2016, en las motos homologadas con una cilindrada igual o superior a 125 cc.

MotosEn Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores de seguros, no es la primera vez que nos ocupamos de los elementos y dispositivos que conforman el equipamiento de seguridad activa de las motocicletas actuales. Aquí, los más importantes en materia de prevención de accidentes:

Sistema de frenada combinada o integral

Empleando una terminología popular, tan importante como saber dar ‘gas’ es ser diestro y eficaz llegado el momento de detener el vehículo que conducimos. En el caso de las motos, una incorrecta utilización de los frenos puede bloquearlos y provocar una caída.

Con el fin de evitar situaciones de riesgo, en los últimos años se ha extendido el sistema de frenada combinada o integral. Su función es activar automáticamente el freno delantero cuando se acciona el trasero.

Las versiones más avanzadas de este dispositivo distribuyen equitativamente la frenada entre los dos trenes, independientemente del freno activado. En cualquier caso, el resultado es un vehículo más seguro y estable que puede llegar a reducir la distancia de frenado hasta en un 50 por ciento.

Sistema antibloqueo de frenos (ABS)

Pero el auténtico “ángel de la guarda” en materia de seguridad es el sistema antibloqueo de frenos (ABS), cada vez más presente, ya sea de serie o como opción, en todos los segmentos. Será obligatorio por normativa europea, a partir de enero de 2016, en las motos homologadas, con una cilindrada igual o superior a 125 cc. Por debajo de esta potencia, se exigirá la adopción de un sistema de frenada combinada.

A través de unos sensores de velocidad ubicados en las ruedas, el ABS evita su bloqueo al frenar, de manera especial en firmes sucios o deslizantes. Así, proporciona una mayor estabilidad de manejo, reduce la distancia de frenado y, en consecuencia, minimiza el riesgo de sufrir una caída.

Neumáticos motoAlgunos fabricantes han desarrollado un ABS electrónico, más evolucionado, que optimiza su rendimiento en motos que, como las deportivas o de gran cilindrada, exigen unos frenos de altas prestaciones.

Según diversos estudios, la adopción de ABS como dispositivo de serie en todas las motos podría evitar el 38 por ciento de los accidentes con lesiones. Además, se reducirían el 48% de aquellos siniestros con heridos graves o motoristas fallecidos.

Controles de tracción y estabilidad

Gracias a la evolución de la tecnología ABS, el control de tracción evita que las ruedas de una motocicleta patinen al iniciar la marcha o al acelerar, especialmente en superficies resbaladizas o mojadas. Para ello, reduce el par motor y, si fuese necesario, activa los frenos del vehículo. En definitiva, contribuye a optimizar la motricidad y, por consiguiente, a aumentar la seguridad, evitando una conducción inestable.

Actualmente, según el modelo del que se trate, la respuesta del control de tracción puede configurarse en distintos niveles y hasta llegar a desconectarse. Esta última acción es solo recomendable para motoristas de acreditada experiencia.

La “guinda” de estos adelantos es sin dudas su avanzado control dinámico de estabilidad. Este dispositivo se sirve de unos sensores que miden distintos parámetros de la dinámica de la moto con el fin de reforzar la seguridad en situaciones de riesgo. De esta forma, en sintonía con el ABS o interviniendo en el par de giro del propulsor, la electrónica permite mejorar la frenada y la estabilidad del vehículo en momentos críticos.

Como ejemplos prácticos, el control de estabilidad es especialmente útil en firmes deslizantes porque garantiza que la rueda de tracción no pierda adherencia. También lo es cuando el conductor va a gran velocidad en una curva y frena con demasiada fuerza porque evita la pérdida de trayectoria. También previene, en estos casos, de una posible caída ya que impide que se levante la rueda delantera.

Otros elementos y dispositivos a tener en cuenta

En su afán por mejorar la seguridad activa de sus motocicletas, son cada vez más los fabricantes que incluyen soluciones que van camino de estandarizarse. Una de ellas es la inclusión de grupos ópticos a base de diodos luminosos o ‘leds’, que a su menor consumo energético suman como ventaja que poseen una mayor efectividad en lo relativo a la iluminación. Además, contribuyen a que el motorista sea más visible para el resto de usuarios de la vía.

En este campo, también se han de destacar avances como los faros de xenón o los grupos ópticos variables, solidarios con el giro de la dirección de la moto.

Más sofisticados, las motocicletas de hoy en día también pueden montar dispositivos como el asistente de arranque (o de freno) en pendientes o suspensiones de ajuste electrónico o el control de la presión de los neumáticos. En este último caso, los nuevos compuestos y tecnologías han permitido desarrollar cubiertas mucho más resistentes al desgaste y con mayores niveles de adherencia y capacidad de frenada en todo tipo de superficies.

2 Responses to Las motos, cada vez más seguras

  1. […] tanto en asfalto seco como en firme deslizante, cómo frenar en función de si está dotado de ABS o no, conducir sobre superficies bacheadas, girar correctamente en zonas con poco espacio de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog para corredores de seguros

Sobre Xenasegur

Bienvenido al blog de Xenasegur, la agencia de suscripción especializada en mediación de seguros de moto y quad.

Categorías