La mediación, una profesión de futuro (I)

Comentarios (1) Destacados, Mediadores de seguros

Si ha habido un sector que ha sabido resistir la crisis económica y crear empleo durante la misma, ese ha sido el asegurador. Sin duda, nuestra industria se ha convertido en un destino sumamente atractivo para aquellos que están preparando su futuro profesional. En el siguiente artículo repasamos, de la mano de representantes de diferentes empresas y asociaciones cómo ha evolucionado el sector de la mediación y cómo se ha convertido en uno de los sectores más interesantes para trabajar.

mediación. una profesión de futuros

El asegurador es uno de los sectores más atractivos para trabajar. En el caso de nuestro país, según recuerda Pilar González de Frutos, Presidenta de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), al blog de Xenasegur, “la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), a falta de publicar los datos correspondientes al año pasado, señala que las entidades aseguradoras supervisadas en España contaban con 45.180 trabajadores en 2015, si bien la plantilla total era superior a causa de la aportación de 3.278 empleados dependientes de entidades de la Unión Europea presentes en el mercado español a través de sucursales. Unas cifras que no hacen sino confirmar la tendencia a la estabilidad mostrada por la actividad aseguradora en los últimos ejercicios”.

“Además”, prosigue González de Frutos, “el 96,57 por ciento de los trabajadores de las compañías contaba con un contrato de duración indefinido. Sin embargo, el seguro genera más puestos de trabajo más allá de las entidades aseguradoras: ahí están, entre otros, los agentes y los corredores. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector asegurador contabilizó 142.000 ocupados en 2016, cifra que, históricamente, mantiene una tendencia suavemente creciente”, precisa la presidenta de Unespa.

Sector estable y generador de empleo

Preguntada si, una vez superados los años más difíciles de la crisis económica, podría afirmarse que el asegurador es un sector estable y generador de empleo, Pilar González de Frutos responde con un categórico “absolutamente”. “Incluso en los años más complicados, el seguro ha seguido cumpliendo sus compromisos. Las entidades aseguradoras han continuado curando a la gente, arreglando goteras, reparando coches, gestionando los ahorros para la jubilación, etc. Y cuenta con un amplísimo abanico de proveedores, desde mecánicos hasta electricistas. En España, en torno a medio millón de personas tienen carga de trabajo gracias al seguro. Por lo tanto, somos un destacado generador de empleo directo, indirecto e inducido”, enfatiza.

Desde una posición más próxima a los corredores y corredurías de nuestro país, Mónica Pons, Presidenta de Aunna Asociación, también considera que, a pesar de la crisis económica, si por algo ha destacado el sector asegurador en los últimos años ha sido por su estabilidad. “Nuestra actividad no fue ajena a la crisis y las primas bajaron, sobre todo, entre 2008 y 2014. El inicio de la recuperación se inició en el tercer trimestre de 2015 y, según la asociación ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), durante los tres primeros meses de 2017 crecieron un 11,53 por ciento respecto al mismo periodo de 2016 Si estas previsiones se mantienen”, continúa, “la lógica es que se trasladen a la demanda y al comportamiento del sector. Y, con ello, confiamos en que repercutan en la creación de nuevos puestos de trabajo directos e indirectos”.

De una forma más resumida pero igual de convincente, David Salinas, Presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Córdoba y Vicepresidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros, destaca al blog de Xenasegur que, en general, “el sector asegurador ha mostrado una fortaleza ejemplar durante la pasada década, manteniendo el empleo existente y creando nuevo y de calidad”.

Y otro buen conocedor de la actividad aseguradora, Jorge Campos, impulsor del grupo de apoyo Newcorred y de la web Quierosercorredordeseguros.es, argumenta que ese fortalecimiento del sector de la mediación durante la crisis económica respecto a otras actividades –como, por ejemplo, la banca–, “se ha debido, básicamente, a la enorme solvencia de las entidades aseguradoras, fruto de unas políticas de gestión financiera prudente y profesional que no son de ahora, sino de hace mucho tiempo. De ahí que, en el tema del empleo, no haya dejado de crecer incluso en los peores momentos”.

La mediación: una actividad atractiva

En cuanto a qué características convierten a la aseguradora en una industria atractiva para quienes preparen su futuro profesional a corto o medio plazo, Pilar González de Frutos argumenta, en primer lugar, que el asegurador es, de por sí, un sector atractivo, “aunque quizás la gente no se ha percatado de ello por mero desconocimiento. Ahora, todo el mundo habla del Big Data. Pues bien, nuestra actividad es una industria que se basa, en esencia, en la gestión de datos. Es algo que viene haciendo desde siempre. Unos datos que se transforman en una información que, a su vez, sirve para gestionar los riesgos. Por eso el seguro es un servicio importantísimo para la sociedad. La mutualización de riesgos actúa como una red de seguridad que permite la formación y el desarrollo de las sociedades avanzadas”, razona la presidenta de Unespa.

“Todo esto”, explica, “obliga a la actividad aseguradora a estar a la última. Nuestro sector de la mediación es tremendamente innovador porque, precisamente, debe atender cada vez más necesidades de personas, empresas, instituciones… Y junto a la tecnología, ello hace que necesite un abanico muy amplio de profesionales, desde abogados y comerciales hasta expertos en comunicación y contenidos digitales”, concluye González de Frutos.

En sintonía con la Presidenta de Unespa, la gran variedad de perfiles laborales es uno de los primeros argumentos expuestos por Mónica Pons. “Al sector asegurador se puede acceder desde un amplio abanico de especialidades universitarias u otro tipo de formación de grado medio. Es un sector que, al contrario de lo que sucede en países de nuestro entorno, en España todavía no ha alcanzado su madurez. En definitiva, ofrece interesantes oportunidades para todos los actores que intervienen en el mundo del seguro”, aduce la presidenta de Aunna Asociación.

Sobre quienes, de manera especial, están enfocando su futuro profesional al segmento de los corredores y corredurías de seguros, Pons recomienda tener presente que la competencia es muy fuerte. “Si nos atenemos a los datos recogidos en el último informe de la DGSFP, correspondiente a junio de 2015, sobre el asociacionismo y la colegiación en el sector de la mediación de seguros, en nuestro país hay un total de 5.826 mediadores de seguros colegiados, de los cuales el 60 por ciento son corredores y el resto, agentes”, concreta.

“Asimismo, han de tener en cuenta que el entorno ha cambiado con la aparición de distintos agentes, la venta por Internet, la batalla por el precio en lugar de por la calidad, etc. Por ello, es crucial que se apoyen en compañeros de viaje como las asociaciones que, gracias a la formación, la tecnología o el asesoramiento, les permitan impulsar su negocio”, advierte la presidenta de Aunna Asociación, quien, lejos de desanimar, recuerda que “el sector asegurador siempre aparece en las primeras posiciones de los “rankings” en cuanto a los mejores lugares para trabajar”.

Por su parte, David Salinas opina que la industria aseguradora “tiene mucho recorrido tanto de evolución como de crecimiento. Y estas podrían ser las principales palancas de atracción para aquellos que estén preparando su futuro profesional. Pero, sin duda, la necesidad de adaptarse a los nuevos riesgos, derivados de los cambios sociales y económicos, otorga una impronta de innovación que hace más interesante a la industria aseguradora”, declara el Presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Córdoba y Vicepresidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros.

Para finalizar, Jorge Campos manifiesta al blog de Xenasegur que “uno de los principales atractivos del sector asegurador es su gran fortaleza y solvencia. Las estadísticas dicen que la aseguradora es una industria con una gran estabilidad laboral y una altísima tasa de contrataciones fijas. Además, es muy innovadora, siempre está evolucionando y va por delante. Sus retos actuales están centrados en las nuevas tecnologías (Insurtech) y la digitalización y en dirigir por ese camino los distintos productos y servicios, un desafío de futuro apasionante para quienes decidan incorporarse la actividad aseguradora”.

Por lo expresado en el presente artículo puede afirmarse que la aseguradora es una industria solvente, estable, generadora de empleo y muy atractiva para aquellos que estén preparando su futuro laboral. En la segunda parte, los profesionales consultados por Xenasegur abordarán cuestiones como los factores que pueden animar a aquellos que estén valorando la posibilidad de orientar su trayectoria profesional hacia el sector asegurador y les brindarán unos valiosos consejos para iniciarse con garantías en el mismo.

También le puede interesar:

El análisis de Big Data, clave para el futuro de la mediación

Transformación digital: La importancia en la mediación

One Response to La mediación, una profesión de futuro (I)

  1. […] y como reflejamos en el artículo “La mediación, una profesión de futuro (I)”, el sector asegurador contabilizó 142.000 ocupados en 2016. Pero, lejos de ceñirse a quienes […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *