¿Cómo es el perfil de los nuevos corredores de seguros?

Comentarios (0) Corredores de seguros, Xenasegur

En relación al año anterior, las altas de corredores y corredurías de seguros crecieron en 2016. Pero, ¿cómo son los profesionales que deciden dedicarse a la mediación? ¿A qué edad se incorporan a dicha actividad? ¿Qué estudios tienen? ¿Existe una representación paritaria entre hombres y mujeres? Un reciente informe esclarece cómo es el perfil de los nuevos corredores de seguros.

perfil de los nuevos corredores de seguros

A finales del mes junio de 2017, Xenasegur firmó un acuerdo de colaboración con Newcorred, organización dedicada exclusivamente a los corredores que inician su actividad profesional en el sector asegurador. Al frente de la misma se encuentra Jorge Campos Moral, impulsor de proyectos tan interesantes y útiles como Quierosercorredordeseguros.es, desde donde ha dirigido numerosos expedientes de alta de nuevos corredores y corredurías ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Además, a través de dicha plataforma ha editado la guía de referencia Cómo ser corredor o montar mi propia correduría y el informe El perfil del nuevo corredor y correduría de seguros en 2016. Un estudio que viene a confirmar que está cambiando el perfil de los emprendedores que comienzan su carrera profesional como corredores o constituyendo una sociedad de correduría.

 

Más corredores y corredurías

En distintos artículos publicados en el blog de Xenasegur ha quedado de manifiesto que el asegurador es uno de los sectores que mejor ha sabido aguantar el tipo en tiempos de crisis, en los que, a diferencia de otras actividades, no ha perdido atractivo y ha continuado siendo generador de empleo.

Buena muestra de ello son los datos aportados por el informe “El perfil del nuevo corredor y correduría de seguros en 2016” en relación a las altas registradas en la DGSFP durante el año pasado. Así, dicho estudio pone de relieve que durante 2016 se dieron de alta un total de 70 corredores y 113 corredurías, cifras que suponen un incremento del 1,45 y del 24 por ciento, respectivamente, en relación a las registradas en 2015.

 

El perfil de los nuevos corredores de seguros

En cuanto al perfil de los nuevos corredores de seguros, una de las principales conclusiones del informe revela que el 50,65 por ciento de estos profesionales inicia su actividad con una edad de entre 31 y 40 años. Concretamente, el 19,25 por ciento se sitúa en la franja comprendida entre 31 y 35 años, mientras que la edad del 31,40 por ciento restante oscila entre 36 y 40 años.

Considerándose todos los tramos, la edad media a la que los corredores comienzan a desempeñar su actividad es de 38,7 años, cifra que desciende a los 36 años en el caso de las mujeres y asciende a 41,2 años en el de los hombres.

Ya que nos referimos al género, el 67 por ciento de los corredores que se dieron de alta en 2016 eran hombres, esto es, más del doble que los registros llevados a cabo por mujeres (33 por ciento). Y en lo relativo a las corredurías, el 35 por ciento de las mismas fue creado sólo por hombres, el 4 por ciento sólo por mujeres y el 61 por ciento por equipos mixtos.

Por lo que respecta a la formación, el 61 por ciento de los nuevos corredores y de los profesionales que decidieron poner en marcha una correduría en 2016 contaba con estudios universitarios, porcentaje que casi doblaba el de quienes habían cursado el Bachillerato (32 por ciento). Un escalón por debajo, el 7 por ciento afirmaba tener estudios de Formación Profesional de grado II.

 

Experiencia previa en mediación

Continuando con el perfil de los nuevos corredores, otra de las principales conclusiones del informe de Quierosercorredordeseguros.es hace referencia a la experiencia previa en mediación. Al respecto, el 70 por ciento de los nuevos corredores y de los profesionales que crearon una correduría de seguros en 2016 ya atesoraba una experiencia previa en la actividad de la mediación; en concreto, un bagaje medio de 10,3 años.

Del citado porcentaje, cabe destacar que el 53 por ciento había sido agente de seguros con anterioridad, el 19 por ciento aseguró haber trabajado para corredores o corredurías y el 9 por ciento fue colaborador auxiliar de corredores.

Y sobre el 30 por ciento que no disponía de una experiencia previa en mediación, el informe señala que se trataba de empleados de empresas pertenecientes a otros sectores, asesores y asesorías fiscales, profesionales de distintas actividades, abogados, administradores de fincas y gestores administrativos. En definitiva, profesionales y empresarios ajenos a la industria aseguradora que deseaban añadir la actividad de seguros a sus habituales dedicaciones laborales.

 

Distribución geográfica y estructura

Por comunidades autónomas, Madrid concentró el 31 por ciento de los nuevos corredores que se dieron de alta con clave nacional en 2016, situándose a continuación las regiones de Castilla y León y de Galicia, ambas con el 10 por ciento. En el polo opuesto, Baleares, Ceuta, Melilla y Navarra no contabilizaron ninguno.

Asimismo, Madrid lideró el “ranking” de nuevas corredurías al registrar el 35 por ciento de las mismas, porcentaje muy superior al 10 por ciento de Cataluña y Galicia. Y al igual que sucediese con los corredores, no se crearon corredurías en Ceuta y Melilla ni tampoco en Extremadura, País Vasco y La Rioja.

Por último, el informe “El perfil del nuevo corredor y correduría de seguros en 2016” esclarece que el 89 por ciento de las corredurías que se crearon el año pasado en España se constituyó como sociedad limitada y el 9 por ciento como sociedad limitada unipersonal. Y en porcentajes ínfimos (1 por ciento), también se registraron sociedades anónimas y sociedades anónimas unipersonales.

Junto a estos datos, cabe resaltar que más de la mitad (53 por ciento) de las nuevas corredurías fue impulsada por un solo socio y que el 72 por ciento contemplaba un administrador único.

 

Principales conclusiones

Por todo lo expuesto, podemos concluir que la industria aseguradora continúa generando sumo interés para aquellos que desean emprender una actividad laboral. Buena muestra de ello es que las altas de corredores y corredurías de seguros en 2016 crecieron respecto a las registradas el año anterior. Y que dicha actividad también resulta atractiva para figuras como los asesores fiscales, los abogados, los administradores de fincas o los gestores administrativos.

Igualmente, si bien es cierto que la franja de edad comprendida entre 31 y 40 años concentra al 50,65 por ciento de quienes se inician como corredores o deciden poner en marcha una correduría, no lo es menos que por debajo de la misma casi el 10 por ciento corresponde a personas de entre 26 y 30 años. Por lo tanto, en edades menos maduras ya hay profesionales que tienen claro cuál va a ser su futuro dentro del sector asegurador en una actividad que también seduce a quienes se sitúan por encima de los 40 años. Concretamente, cerca del 30 por ciento de los nuevos corredores y profesionales que crearon una correduría en 2016 tenía entre 41 y 50 años.

Finalmente, se echa en falta que las mujeres no tengan una mayor presencia, como lo demuestra el que sumaran el 33 por ciento del total de las altas de nuevos corredores y que sólo crearan el 4 por ciento de las corredurías en 2016. Por el contrario, en el caso de estas últimas sí cabe destacar que contribuyeron a que el 61 por ciento de las nuevas corredurías fuesen impulsadas por equipos mixtos.

De cara a aquellos que estén pensando en darse de alta como nuevo corredor o montar una correduría, Jorge Campos Moral, en declaraciones al blog de Xenasegur, advierte que “antes de planteárselo, es preciso pensar que será una actividad para siempre. Si no se está seguro de ello o si se cree que se va a estar de paso sólo unos años, las consecuencias pueden ser nefastas y, en ese caso, es preferible optar por convertirse en otra figura de la mediación o colaborador de alguna correduría”.

“Y una vez que se es corredor de seguros, se debe trabajar todos los días para dignificar aún más esta noble profesión, con un respeto total a las leyes, las prácticas del mercado, los clientes y, por supuesto, a tus colegas y compañeros”, concluye.

También te puede interesar:

La mediación, una profesión de futuro (I)

La mediación, una profesión de futuro (II)

Perspectivas del sector asegurador

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *