Cómo desplazarse en moto con niños de forma segura

Comentarios (0) Consejos Xenasegur

Cada vez son más los padres que llevan a sus hijos al colegio en moto o scooter. Pero, ¿realmente conocen la normativa? ¿Saben qué sanción conlleva incumplir alguno de los puntos del apartado 12 del Reglamento General de Circulación? ¿Cómo se debe conducir con acompañante? A través del presente artículo te ofrecemos las claves para transportar a menores con seguridad.

Desplazarse en moto con niños. Máxima seguridad para ellos. |Revista Tu Moto.

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, te explicamos cómo puedes transportar a un menor en una motocicleta o un scooter. ¿Conoces la normativa? ¿Qué sucedería si la incumples? ¿Un acompañante a bordo requiere una conducción especial? Toma nota.

Los lectores de mayor edad recordarán que, hace unas décadas, en España era habitual que los adultos transportasen en su moto o ciclomotor a uno o más menores a bordo sin ningún tipo de protección. Afortunadamente, este hábito irresponsable que sigue practicándose en otros países ha dejado de ser común en el nuestro, donde, con el transcurrir del tiempo, se ha ido forjando una cultura de seguridad vial más sólida.

Actualmente, cada vez son más los padres y madres que utilizan motos o scooters para desplazarse a su centro laboral y, de paso, llevar a sus hijos al colegio. Sin embargo, no en todos los casos lo hacen correctamente. Por ello, conviene tener en cuenta la normativa para asegurar la protección del pasajero y evitar ser sancionados.

Normativa

Según el artículo 12 del Reglamento General de Circulación, reservado a las normas relativas a ciclos, ciclomotores y motocicletas:

1.- Los ciclos que, por construcción, no puedan ser ocupados por más de una persona podrán transportar, no obstante, cuando el conductor sea mayor de edad, un menor de hasta siete años en asiento adicional que habrá de ser homologado.

2.- En los ciclomotores y en las motocicletas, además del conductor y, en su caso, del ocupante del sidecar de éstas, puede viajar, siempre que así conste en su licencia o permiso de circulación, un pasajero que sea mayor de 12 años, utilice casco de protección y cumpla las siguientes condiciones:

a) Que vaya a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales.

b) Que utilice el asiento correspondiente detrás del conductor.

En ningún caso podrá situarse el pasajero en lugar intermedio entre la persona que conduce y el manillar de dirección del ciclomotor o motocicleta.

3.- Excepcionalmente, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su padre, madre o tutor, o por personas mayores de edad por ellos autorizadas, siempre que utilicen casco homologado.

Desplazarse en moto con niños: de la teoría a la práctica

-Si deseas cumplir con la normativa y transportar a un menor a bordo de tu moto o scooter, lo primero que has de tener en cuenta es la homologación del vehículo para cerciorarte que el mismo puede albergar legalmente a dos ocupantes. Algunos modelos cuentan con un asiento amplio pero no están homologados como biplazas.

Lee con atención el permiso de circulación. La homologación la encontrarás en el apartado S.1, reservado al número de plazas. Si en dicha sección aparece un 1, no podrás viajar con pasajero alguno. Por el contrario, el 2 sí te permite transportar a una persona. Es importante que lo tengas en cuenta para evitar ser sancionado.

-Una vez realizada dicha comprobación, recuerda que, por norma general, el acompañante debe ser mayor de 12 años.

-De manera excepcional, podrás transportar a mayores de siete años siempre que seas su padre, madre o tutor. Pero si delegas en terceros, tendrás que autorizar al conductor.

-Si el acompañante es menor de 12 años, es muy recomendable que adquieras un prolongador o un asiento especial para incrementar su seguridad. Este último se fija al sillín mediante correas universales, dispone de reposapiés regulables y evita que el pasajero pueda resbalar lateralmente.

-Independientemente de la edad, el acompañante deberá viajar siempre detrás del conductor, sentado a horcajadas y apoyando los pies en las estriberas del vehículo o en las del asiento especial.

-Asimismo, el menor tendrá que ir provisto de un casco homologado de su talla. Es aconsejable que también equipe otros complementos, como chaqueta o guantes, provistos de protecciones. En la actualidad, los establecimientos especializados en equipamiento cuentan con una amplia y variada oferta de artículos para menores. No escatimes en su seguridad.

-Por último, es importante que revises la póliza del seguro de tu moto o scooter. ¿Dispone de cobertura para acompañantes? Consulta a tu compañía o mediador para que te aclaren este punto y/o ampliar las condiciones de la póliza en caso necesario.

-Si el conductor incumple alguno de los supuestos contemplados en el apartado 12 del Reglamento General de Circulación, su infracción será considerada grave y sancionada con una multa de 200 euros (sin retirada de puntos).

Asiento Givi para niño.

Conduce con responsabilidad

Una vez en marcha, conducir con un acompañante requiere una mayor dosis de responsabilidad, sobre todo si se trata de nuestro hijo. Se han de extremar las precauciones y no olvidar que con un “paquete” a bordo, aunque no sea un adulto, las reacciones de la moto o el scooter varían.

Si bien este apartado daría para un artículo entero, a grandes rasgos podemos concluir que:

-Al margen de si llevas un acompañante o no, las normas de circulación están para cumplirlas. Pero con un menor detrás, razón de más para no exceder los límites de velocidad y respetar escrupulosamente las señales de tráfico.

-En trayectos urbanos, al llevar al menor al colegio o de regreso al domicilio, guarda un mayor margen de seguridad respecto a los vehículos que te rodean y también con los que están aparcados. Ten en cuenta que con un acompañante, aunque su peso no sea el de un adulto, la maniobrabilidad no es la misma que cuando uno conduce solo.

-Evita conducir bruscamente. Realiza trazadas limpias para que los estribos, el caballete o el escape no rocen con el asfalto. Además, si inclinas “a lo Marc Márquez”, los neumáticos pierden adherencia y el pasajero realiza algún movimiento extraño, lo más probable es que termine desestabilizando la moto o el scooter y acabéis sufriendo una caída.

-Si vas a desplazarte frecuentemente con acompañante, tendrás que verificar los componentes de la parte trasera del vehículo: frenos (desde el tambor hasta el reglaje del pedal o la maneta), suspensiones (con una correcta precarga) y estado y presión del neumático.

Con todos estos consejos, ahora podrás llevar a tu hijo al centro escolar con total seguridad. No olvides cumplir la normativa, prestar atención al modo de conducir y al mantenimiento de la moto y ser un ejemplo al manillar, ya que los menores lo “absorben” todo y serán los conductores del mañana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *