Cómo evitar el robo de tu moto

Comentarios (0) Consejos Xenasegur

Para evitar el robo de tu moto es de vital importancia poner en práctica una serie de consejos básicos, como, por ejemplo, seleccionar el lugar donde se estaciona y utilizar un sistema antirrobo.

robo de tu moto (istock)

 

Desde Xenasegur, especialistas en seguros de moto y quad para corredores y mediadores, os brindamos una serie de consejos para evitar el robo de tu moto o scooter.

En nuestro país se roban miles de vehículos anualmente y se calcula que en torno al 40 por ciento no se recupera. En el caso de los de dos ruedas, se estima que se sustrae una moto o scooter cada 7,5 minutos, de manera especial en Madrid y en el arco mediterráneo durante las estaciones más propicias para su uso: primavera y verano.

Con el fin de evitarlo, conviene poner en práctica una serie de medidas, dejar el vehículo en un lugar visible y, a ser posible, con vigilancia, así como utilizar un antirrobo –aunque se vaya a hacer una gestión de unos minutos, no debemos ponérselo fácil a los amigos de lo ajeno–. Y, además, una opción muy recomendable es instalar un localizador GPS, ya que nos alertará de cualquier incidencia y, en caso de robo, facilitará el seguimiento de la moto o del scooter.

 

Consejos básicos: ¡evita el robo de tu moto!

Para empezar, conviene ser precavidos y tener muy en cuenta dónde dejamos nuestro vehículo, sobre todo en la vía pública. Y no sólo porque nos puedan multar…

1 -Si aparcamos en la vía pública debemos asegurarnos de que nuestra moto se encuentra en un lugar lo menos accesible posible para una furgoneta, ya que el empleo de vehículos comerciales es uno de los métodos preferidos por los ladrones.

2 -También es aconsejable que la zona esté transitada y que la moto se encuentre a la vista del propietario. Dejarla en un lugar vigilado por cámaras o personal de seguridad es otra opción para disuadir a los ladrones.

3 -Una vez seleccionado el sitio donde quedará la moto, ha de bloquearse el contacto y, además, utilizar un antirrobo, aunque, como hemos comentado antes, nos vayamos a ausentar del lugar tan sólo unos minutos.

4 -Si el antirrobo lo permite, conviene anclar el vehículo a algún elemento del mobiliario urbano fijado sólidamente al suelo y, por lo tanto, difícilmente desplazable.

5 -En el supuesto de aparcar la moto en un garaje privado, es esencial contar con un anclaje específico fijado al piso –lo detallamos en el siguiente apartado– y, si va a estar mucho tiempo parada, utilizar una lona para que no llame la atención.

6 -Y si el propietario también posee un coche, y el espacio de la plaza de garaje lo permite, el automóvil puede utilizarse como obstáculo, de tal forma que la moto quede entre él y la pared.

Seguro con cobertura de robo

Al margen de todo lo expuesto, es muy importante que al adquirir una moto o un scooter valoréis contratar una póliza con cobertura de robo. Como hemos comentado en otro artículo, la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor obliga a los propietarios de estos últimos a contar con una póliza que cubra los daños personales y materiales que puedan producirse en caso de accidente.

Por lo tanto, contratar un seguro es un requisito indispensable para poder circular con una moto o un scooter por las vías públicas. Si además el mismo cuenta con una cobertura de robo, dormiréis más tranquilos…

 

También te puede interesar:

Moto en ciudad: ¿Cómo aparcarla correctamente?

10 consejos para motoristas novatos

La DGT impulsa medidas para detectar a los vehículos sin seguro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *